Cómo convertir un abrigo de piel en una chaqueta de piel

Escrito por catherine sullivan | Traducido por luis alberto fuentes schwab
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo convertir un abrigo de piel en una chaqueta de piel
Cómo convertir un abrigo de piel en una chaqueta de piel. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Es posible que desees convertir un abrigo de piel en una chaqueta de piel por varias razones. Tal vez la parte inferior de la capa esté dañada, pero el resto puede estar en buen estado. Quizás piensas que el abrigo se vería más elegante que una chaqueta, o que lo usarías con mayor frecuencia si éste fuera más corto. Puede ser que te ponga nervioso reducir la parte inferior de tu abrigo de piel, pero este tipo de modificación es fácil de hacerlo uno mismo y no requiere mucho conocimiento de costura o herramientas especiales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijeras resistentes
  • Aguja gruesa puntiaguda
  • Alfileres T o imperdibles grandes de modista
  • Hilo para abrigos
  • Cinta métrica o una vara
  • Cinta adhesiva de tela de doble cara
  • Plancha

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la longitud del abrigo de piel con una cinta métrica o una vara. Decide hasta qué altura deseas que llegue la chaqueta de piel y agrega a ese número una pulgada o 2,54 cm (para el nuevo dobladillo). Resta este total de la longitud del abrigo. Esto te proporcionará el tamaño del abrigo que tendrás que cortar.

  2. 2

    Marca dónde cortarás el abrigo. Mide la parte inferior del dobladillo, marca la longitud a cortar que obtuviste en el paso 1 colocando alfileres T o imperdibles grandes de modista cada tres a cuatro pulgadas (7 o 10 cm) a través tanto de la piel y como del forro de tela.

  3. 3

    Corta cuidadosamente a lo largo de la línea de marcada con los alfileres utilizando tijeras fuertes que puedan cortar el cuero.

  4. 4

    Tira del revestimiento del abrigo a tres pulgadas (7,62 cm) por encima de la línea de corte. Sube el borde de la piel a una pulgada (2,54 cm) y dóblala de lado a lado del cuero de piel. Aplica cinta adhesiva de tela de doble cara en la parte interior del pliegue y presiónala firmemente en su lugar.

  5. 5

    Sube el forro del abrigo sobre 1 1/2 pulgadas (3,8 cm) del borde de corte (de modo que el borde del tejido esté debajo). Presiona con una plancha. Pon el revestimiento hasta el borde de la piel con alfileres T o pasadores grandes de modista.

  6. 6

    Enhebra una aguja con hilo grueso de un color a tono con el abrigo. Da puntadas en el revestimiento a lo largo del dobladillo de piel. Haz un nudo en el hilo y fíjalo por debajo del forro. Presiona los bordes del lado del revestimiento, si es necesario.

Consejos y advertencias

  • No pases la plancha demasiado caliente o podrás quemar la piel o el revestimiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles