Cómo convertir el almidón en azúcar de malta

Escrito por alexis rohlin | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo convertir el almidón en azúcar de malta
El azúcar de malta se obtiene de la cebada sin descascarar. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Al germinar, las semillas de cebada convierten el almidón en maltosa o azúcar de malta. Una vez que las semillas sin descascarar hayan germinado, remójalas en agua calientes para extraer la maltosa. El agua de azúcar de malta, o mosto, es usado para hacer cerveza y saborizar alimentos. El azúcar de malta puede ser usado como endulzante natural; tiene un sabor similar a la melaza y está compuesto por azúcares simples que se metabolizan en el cuerpo más lentamente que otros y tienen el beneficio de ser bajos en calorías y carbohidratos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Semillas de cebada sin descascarar
  • Frasco de germinación con filtro de malla y tapa
  • Termómetro de grado alimentario
  • Colador de malla fina
  • Cuba de maceración

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca 2/3 taza de semillas de cebada en un frasco de germinación. Calienta 1 1/3 taza de agua a 70 grados F (21 grados C). Mide la temperatura del agua con un termómetro de grado alimentario y una vez que llegue a los 70 grados F (21 grados C), viértela en el frasco de germinación.

  2. 2

    Revuelve las semillas con una cuchara. Coloca la tapa en el frasco. Coloca el frasco en una habitación a una temperatura de entre 70 y 72 grados F (21 y 22 grados C), e un lugar seguro donde no esté en contacto con la luz del sol directa. Deja remojar las semillas durante 12 horas.

  3. 3

    Retira la tapa, reemplázala por una malla de filtro y escurre el agua fuera del frasco. Coloca la cebada en la malla de filtro y enjuaga con agua fría de la canilla. Deja reposar por 10 minutos para colar completamente.

  4. 4

    Vierte la cebada remojada dentro del frasco de germinación. Deja reposar por 12 horas, enjuágalo, cuélalo y vuelve a colocar en el frasco de germinación. Dejar reposar otras 12 horas, enjuaga y cuela. Continúa enjuegando y dejando reposar por 12 horas hasta que veas pequeñas raíces de 1/4 pulgada (0,6 cm) emergiendo de las semillas. Esto significa que la cebada ha germinado. Esto puede tardar hasta 2 días en aparecer, por lo que debes ser paciente.

  5. 5

    Coloca la cebada germinada en una cuba de maceración. Agrega 5 1/4 galones (24 litros) de agua a 154 grados F (68 grados C). Las distintas cubas tienen diferentes capacidades por lo que debes consultar al manual de la tuya para averiguar la cantidad correcta para usar en tu modelo específico. Esto te ayudará a evitar llenarla demasiado.

  6. 6

    Deja reposar el agua y la cebada en la cuba de maceración por una hora. El azúcar de malta se extraerá en el agua caliente, y obtendrás el agua de maltosa o mosto acumulado en el fondo de la cuba. Vierte el agua de maltosa en una olla grande. Lleva a hervor, a fuego bajo a medio y deja hervir lentamente durante una hora para finalizar tu jarabe de extracto de malta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles