Cómo convertir ciruelas en pasas

Escrito por ehow contributor | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo convertir ciruelas en pasas
Existen diferentes métodos de secado. (ciruelas image by enens from Fotolia.com)

Una ciruela pasa es en realidad una ciruela hidratada. Ser etiquetadas como las ciruelas secas parece ser más aceptable para algunos debido a la conexión con las ciruelas pasas para el tratamiento para la constipación, pero una ciruela seca es todavía una ciruela pasa no importa qué nombre de fantasía se le haya asignado. Esta fruta deshidratada es alta en fibra, calcio, potasio, hierro y vitaminas A y C.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Decide cuál es el método que deseas utilizar para convertir las ciruelas en pasas. No se trata de un proceso difícil, pero hace falta tiempo, paciencia, el equipamiento adecuado y el medio ambiente. El secado solar es el método menos costoso, pero requiere de 3 a 5 días de tiempo de secado a 95 grados F (35º C) y relativamente poca humedad. Lamentablemente, esto no siempre está disponible para todo el mundo. Los deshidratadores de alimentos funcionan bien pero sólo son útiles para una cosa: el secado los alimentos. Por otra parte, una pequeña mesa horno de convección es útil para cocción de alimentos y secado de fruta. Debes tener un control de la temperatura que se inicia con menos de 120 grados de F (48º C), y ser capaz de funcionar en forma continua a la temperatura establecida, en lugar de un modelo controlado de tiempo preestablecido. También puedes secar fruta en el horno común con el uso de un ventilador.

  2. 2

    Elige estantes de secado. Los de madera o acero inoxidable funcionan mejor; sólo asegúrate de que tengan guías o malla para que circule el aire. Los soportes de enfriamiento para pasteles funcionan bien pero evita usar una placa sólida para galletas.

  3. 3

    Clasifica y lava las ciruelas y desecha las que están manchadas o excesivamente maduras. Puedes secar cualquier tipo de ciruela, pero la ciruela europea es la variedad usada normalmente. No es necesario que les quites el hueso antes del secado porque existe una variedad en la que el hueso se retira fácilmente. Sin embargo, si está usando otro tipo de ciruela, quítales el hueso, córtalas en cuartos antes del pre-tratamiento y el secado.

  4. 4

    Rompe la piel de la ciruela. Este es un proceso utilizado antes del secado de la fruta, para eliminar la cera que la reviste así la humedad puede escapar a través de la superficie durante el proceso de secado. Coloca las ciruelas en agua hirviendo durante un minutos, retirarlas con una cuchara ranurada, sumérgelas en agua fría y, a luego, escúrrelas sobre una toalla.

  5. 5

    Pre-trata las ciruelas para evitar la decoloración. El bisulfito sulfuro es una sustancia química que ayuda a evitar el oscurecimiento y la pérdida de vitamina, pero un pre-tratamiento más natural es utilizar la miel y el agua. Mezclar una parte de miel en dos partes de agua y caliéntala hasta que la miel se disuelva y deja que se enfríe completamente. Remoja la fruta en esta solución durante la noche y, luego procede con el método de secado que has elegido.

  6. 6

    Utiliza el horno común de la cocina si no tienes un horno de convección o deshidratador. Configura el horno en el valor más bajo posible y caliéntalo gradualmente hasta 140 a 160 grados F (60 a 71º C). Mantén la puerta del horno ligeramente abierta para permitir que la humedad se escape y coloca un ventilador delante de la puerta para que circule el aire. Un termómetro de horno te ayudará a asegurarte de que la temperatura se mantenga dentro del rango adecuado. Rota los bandejas, y remueve la fruta cada 30 minutos si está utilizando este método.

  7. 7

    Orden las ciruelas pre-tratadas en una sola capa en las bandejas de secado. Deja 1½ pulgadas (3,80 cm) entre las bandejas y colócalas en un horno precalentado a 125 grados F (52º C). Aumenta la temperatura de tu horno a 140 grados F (60º C) en el transcurso de unas pocas horas y déjalas allí durante el proceso de secado. El secado puede durar hasta 12 horas dependiendo de la humedad de los frutos. Si estás utilizando un deshidratador, sigue las sugerencias del fabricante sobre el tiempo y la temperatura de secado.

Consejos y advertencias

  • Evita usar estantes de secado hechos de metal galvanizado, aluminio o cobre. Pueden dañar la fruta oscureciéndola, lixiviando las vitaminas o alterando el sabor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles