Cómo convertir una ducha en un baño de vapor

Escrito por contributing writer | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo convertir una ducha en un baño de vapor
Ducha de vapor de lujo.

Convierte tu aburrida ducha en un relajante spa de vapor. Con unos pocos conocimientos de construcción y las siguientes instrucciones pronto tendrás un baño de vapor en lo que solía ser tu ducha. Un poco de plomería, un poco de electricidad, una puerta nueva y estás en el camino hacia una sensación reconfortante en tu propio hogar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una puerta de ducha con panel de ventilación
  • Una unidad de vapor del tamaño apropiado
  • Acceso a energía eléctrica
  • Sistemas de plomería cercanos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    No te cocines al vapor con una conversión de ducha. ¡Es fácil!

  1. 1

    Instala la unidad de vapor. El mejor lugar es justo fuera de la pared de la ducha pero la puedes colocar en cualquier lugar como debajo del estante si tienes uno. Necesitarás una línea de agua adicional para esa ubicación además de energía eléctrica de un interruptor propio. Los fabricantes tienen una tabla de referencia para comprar el tamaño correcto de generador según el tamaño de la ducha. Si no tienes un sótano sanitario decente, la instalación puede ser un desafío.

  2. 2

    Desplaza la salida del vapor hasta cerca de 4 pulgadas (10,16 cm) del suelo desde la cabeza de la ducha. Haz un orificio del tamaño apropiado a través de la pared. Si tiene azulejos, deberás usar la broca de taladro indicada. Asegúrate de alinear el generador al nivel que lo necesitas y deberás montarlo sobre una superficie estable. Probablemente necesites construir un pequeño estante para ello. Necesitarás una ventilación hacia el exterior de tu casa.

  3. 3

    Coloca la electricidad. Planifica dónde quieres colocar el panel de control para la unidad de vapor. Es ideal hacerlo en la misma pared de la cabeza de la ducha para que el agua no rocíe directamente sobre la unidad. Ojalá puedas hacerlo sin romper demasiado la pared ya que si no deberás reemplazar el azulejo. Algunos generadores de vapor vienen con un control remoto por lo que puede que no sea necesario instalar una unidad de control. Asegúrate de apagar la energía principal antes de hacer cualquier conexión eléctrica.

  4. 4

    Instala o modifica la puerta de la ducha. Asegúrate de que haya un panel de ventilación en la parte superior para controlar el vapor. Si la abertura es de un tamaño estándar, probablemente tengas que conseguir e instalar una puerta prefabricada pero si no, es recomendable que contrates a un profesional para que mida el trabajo y cree una puerta personalizada para tu ducha de vapor.

  5. 5

    Sella y suaviza. Asegúrate de sellar alrededor de cualquier cosa que hayas instalado en la pared de la ducha de forma que la humedad no vaya al lado trasero de la pared. ¡Ahora ya estás listo para tomar una ducha de vapor tanto como lo desees!

Consejos y advertencias

  • Si tu ducha es pequeña, hay bancos plegables que puedes ordenar e instalar para ahorrar espacio mientras te duchas. Agrega una cubierta a prueba de humedad en la luz de la ducha si existe una. Mantén la ducha bien ventilada después del vapor para evitar la acumulación de hongos y moho.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles