Cómo convertir a un gato callejero en tu mascota

Escrito por ehow contributor | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo convertir a un gato callejero en tu mascota
Los gatos callejeros no son iguales que los gatos salvajes los cuales toman más tiempo domesticar, si es que lo logras hacer. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

Pregúntale a varios dueños de gatos dónde encontraron a su mascota, lo más probable es que escuches "¡el gato me encontró!". Si un gato te ha encontrado y piensas en hacerlo tu nuevo mejor amigo ¡felicitaciones! Afortunadamente tendrás años de compañerismo feliz con tu nuevo gato. No hay mucho qué saber acerca de convertir a un gato callejero en tu mascota. La única diferencia en realidad es que uno tiene hogar y otro no.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Lleva al gato al veterinario. Nunca debes llevar a un gato callejero a tu casa hasta que haya sido revisado, para revisar si tiene enfermedades transmisibles. Esto no sólo te protege a ti, sino que protege a cualquier mascota que ya tengas viviendo contigo. El veterinario examinará al gato para ver si tiene algún problema de salud y también lo vacunará. Es buena idea esterilizar o castrar a tu nuevo gato. Esto evitará que los machos anden vagando y evitará que una hembra se ponga ansiosa cuando esté en celo.

  2. 2

    Coloca a tu nuevo gato sólo en una habitación por unos días. Esto le dará una oportunidad de entender que está seguro de las otras mascotas de la casa. Presentarle tu nuevo gato a tus otras mascotas debe ser un proceso lento, para evitar cualquier pelea que pueda ocurrir. Hay varias maneras en las que puedes presentar a tu nuevo gato a los demás gatos de la casa. La mejor manera es permitirles jugar con sus patas por debajo de la puerta hasta que se acostumbren a la idea de otro gato en la casa.

  3. 3

    Comprende y no te ofendas si tu gato prefiere estar al aire libre. Quizá haya pasado la mayoría de su vida al aire libre ambulando por el mundo y puede sentirse confinado dentro de la casa. Sin embargo, tener un gato que prefiere vivir al aire libre no significa que no te quiera. Sólo significa que es un gato de la calle. Los gatos callejeros enfrentan varios peligros y están sujetos a la crueldad. Intenta mantenerlo dentro de la casa cuando sea posible. Si llora para salir prueba sacarlo con una correa o déjalo en el porche.

  4. 4

    Compra los suministros necesarios si todavía no tienes ningún gato. Necesitarás platos para comida, una caja para arena, pala, arena, una cama para gato, juguetes, comida y bocadillos. Si a tu gato le gusta estar dentro de la casa quizá necesites algo para prevenir las pulgas y las garrapatas como Frontline o Advantage.

Consejos y advertencias

  • Siéntate silenciosamente y deja que tu gato vaya hacia a ti, si parece ser reservado. Con el tiempo el verá que no eres una amenaza y se acercará a ti para ser tu amigo.
  • Los gatos callejeros pueden albergar enfermedades transmisibles, siempre haz que lo evalúen, antes de exponer a tus otros gatos de casa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles