Cómo convertir una imagen de Photoshop a una malla de renderización

Escrito por ray byrnes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo convertir una imagen de Photoshop a una malla de renderización
(wireframe spheres image by pdtnc from Fotolia.com)

Cuando estás trabajando con imágenes 3D en Adobe Photoshop (CS3 Extended, CS4 Extended y CS5 Extended) puedes renderizar un objeto en una gran variedad de modelos de malla. Las mallas de renderización revelan la estructura interna (el esqueleto) de los objetos con los que estás trabajando. La renderización se hará específicamente en la capa que has seleccionado, de modo que si tienes objetos 3D en múltiples capas, será necesario renderizarlas una por una de manera individual.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Adobe Photoshop CS3, CS4 o CS5 Extended

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Convierte la imagen a una capa 3D. Si ya estás trabajando con objetos 3D, puedes omitir este paso. De lo contrario, necesitarás convertir tu imagen. Existen muchas opciones para hacerlo, dependiendo de tus necesidades. Para convertirla a una forma 3D, abre la imagen, después selecciona el menú "3D>Nueva forma a partir de la capa". Esto te solicitará que selecciones una de las formas disponibles, como por ejemplo, cono, cubo, esfera, etc. Al realizar la conversión, tu imagen se distorsionará significativamente de modo que la mejor manera de comenzar, será siempre con un lienzo de color sólido, para después convertirlo a una capa 3D. El efecto será el de crear una forma con el color de tu elección en un fondo vacío. También puedes convertir tu imagen a una tarjeta postal en tres dimensiones (esencialmente conviertes una imagen 2D a un plano independiente que puedes mover en el espacio) eligiendo "3D>Nueva postal 3D desde la capa". También puedes convertirla a escala de grises ("Imagen>Modo>Escala de grises") y después, transformar toda la capa en una malla 3D (esencialmente un mapa de profundidades que se corresponde con los valores de iluminación) seleccionando "3D>Nueva malla desde escala de grises" y una de las formas.

  2. 2

    Edita tu objeto. Una vez creado el objeto 3D, lo puedes colocar en tu lienzo. Selecciona la herramienta 3D ubicada en la parte baja de tu barra de herramientas. Las opciones que puedes seleccionar incluyen rotar, girar, mover, cortar, escalar y más; dependiendo de la versión de Photoshop que estés utilizando. También puedes usar cualquiera de las herramientas usuales de Photoshop para pintar, recortar, añadir texto, etc. No olvides que muchas de estas modificaciones no pueden usarse una vez que se haya transformado a malla de renderizado.

  3. 3

    Abre la ventana 3D. Selecciona "Ventana>3D".

  4. 4

    Selecciona las opciones de renderizado y ejecútalas. En la ventana 3D, haz clic en el botón "Escena" que se encuentra en la parte superior izquierda de la ventana y tiene muchas cajas conectadas con líneas. Un poco más abajo verás la palabra "Ajustes" y junto a ella "Ajustes personales de renderizado". Haz clic en la flecha junto a esta última opción y aparecerá una lista de ajustes preestablecidos. Además de la malla de renderizado estándar, podrás elegir una malla oculta, líneas de ilustración, vértices y vértices ocultos, malla atenuada y más. También hay un botón que dice "Ajustes de renderizado" que te permitirá modificar los ajustes para que se adapten mejor a tus propósitos.

  5. 5

    Personaliza tus ajustes. Si has creado un ajuste personal de renderizado, lo puedes guardar en la ventana de "Ajustes de renderizado" haciendo clic en el icono del disco. Puedes borrar un ajuste simplemente seleccionándolo y haciendo clic en el icono del cubo de basura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles