Cómo convertir el ajo picado en ajo en polvo

Escrito por lisa jensen | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo convertir el ajo picado en ajo en polvo
Puedes hacer ajo en polvo, es fácil hacer el tuyo propio. (ail en poudre image by danimages from Fotolia.com)

El ajo en polvo se hace generalmente a partir de dientes de ajo que han sido picados y deshidratados. El ajo picado se puede convertir en ajo en polvo. Algunas recetas requieren el uso de ajo en polvo en lugar del fresco, mientras que otras recomiendan usar ajo en polvo como si se tratase de sal u otros condimentos. El ajo en polvo se mantiene durante más de un año, pero no tiene el mismo sabor que los dientes de ajo frescos. En general, 1/8 cucharadita de ajo en polvo es equivalente a un diente fresco, aunque el ajo varía en sabor e intensidad.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Dientes de ajo fresco
  • Un plato para horno o bandeja para horno
  • Deshidratador de alimentos (opcional)
  • Tela de queso
  • Colador de café o molino de especias

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Secado

  1. 1

    Usa ajo pelado y picado sin ser aplastado. Esparce el ajo picado en forma pareja en un plato o bandeja para hornear. Asegúrate de que las piezas no se superpongan.

  2. 2

    La forma más sencilla de secar ajo picado es colocar simplemente la bandeja o placa en una ventana soleada. También se puede colocar afuera si el clima es cálido y seco. Haz una carpa de gasa para mantener los insectos y polvo fuera del ajo y asegúrate de que esté al abrigo del viento. El ajo debe secarse en el plazo de tres días, dependiendo de la temperatura del aire y humedad del ambiente.

  3. 3

    Para secar el ajo con mayor rapidez, puedes usar un deshidratador de alimentos u horno a la temperatura más baja. Necesitarás un deshidratador con una malla fina que impida que las piezas pequeñas se caigan. Si se utiliza un horno, ponlo a la temperatura más baja posible. Si tienes un horno de gas, la luz del piloto puede proporcionar el calor suficiente para deshidratar el ajo picado. Si es seguro hacerlo, abre la puerta del horno para proporcionar una mejor circulación del aire. Revisa el ajo después de una hora para asegurarte de que se está secando y no cocinando.

  4. 4

    Revuelve o gira las piezas de ajo dos o tres veces al día. Frota las piezas que se pegan a la placa para que se sequen de manera uniforme en todos los lados. Dependiendo del clima y de la temperatura ambiente, el ajo debe secarse en uno a tres días.

    Procesado

  1. 1

    Cuando el ajo esté completamente seco, puedes almacenarlo así como está si prefieres una textura gruesa. Si prefieres un polvo más fino, tritúralo en pequeños lotes utilizando un molino de especias o molinillo de café limpio. Puedes molerlo en un procesador de alimentos o licuadora, dependiendo de las cuchillas y los ajustes.

  2. 2

    Puedes combinar el ajo con la sal para hacer tu propia sal de ajo, o mezclarlo con hierbas secas y especias para crear tu propia mezcla de condimentos.

  3. 3

    Guarda el ajo en polvo, la sal de ajo o condimento en tarros de vidrio con cierre hermético o en bolsas de plástico en un lugar fresco y oscuro.

Consejos y advertencias

  • El ajo en polvo es concentrado. Úsalo en pequeñas cantidades mientras estás cocinando y espera a que el sabor se mezcle completamente antes de la degustación.
  • El ajo se oscurece durante el secado. Si se dora, la temperatura del horno es demasiado alta. El ajo picado se cocina muy rápido a una temperatura elevada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles