Hogar

Cómo convertir un ropero en un recibidor

Escrito por anne baley | Traducido por jesica denisse tschiffely
Cómo convertir un ropero en un recibidor

Convierte un ropero en un recibidor.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

En el norte de Estados Unidos una casa necesita un lugar central para guardar el calzado, los mitones, los abrigos y cualquier cosa que se utilice durante el clima frío o nevoso. Algunos propietarios afortunados tienen un recibidor diseñado sólo para eso. Si necesitas un recibidor y no tienes la suerte de tener uno, puedes convertir un ropero en uno. Tendrás acceso a tus abrigos de invierno, pero también encontrarás fácilmente el resto de los accesorios para invierno que necesitas en lugar de revolver el ropero.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Destornillador
  • Pintura
  • Bandeja para pintura
  • Pincel
  • Lámpara a batería
  • Bandeja plástica
  • Piedras de río
  • Canasto para la ropa
  • Ganchos para pared
  • Canastos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Desatornilla y quita la puerta del ropero y los accesorios fijados. Guarda la puerta para utilizarla en otro proyecto.

  2. 2

    Pinta el interior del ropero con un color blanco brillante u otro color claro. Añade franjas coloridas o un borde brillante para que coincida con la decoración de tu casa, si lo deseas.

  3. 3

    Pega dos lámparas a batería al techo del ropero para añadir una luz adicional que ilumine el interior.

  4. 4

    Coloca una bandeja plástica en un lado del piso del ropero. Llénala con piedras de río lisas. Utiliza esta bandeja para el calzado; cuando éste está mojado puede gotear hasta secarse sin mojar el piso.

  5. 5

    Coloca un canasto para ropa de plástico o de mimbre del otro lado del piso del ropero. Guarda allí mitones sueltos, sombreros, bufandas de repuesto y guantes.

  6. 6

    Instala ganchos de pared decorativos todo a lo largo de la pared posterior y alrededor de las dos paredes laterales. Coloca los ganchos separados a 10 pulgadas (25,4 cm). Haz una fila a alrededor de 5 pies del piso (1,50 m). Si no tienes un estante en el armario, añade otra fila a 7 pies (2,10 m) aproximadamente del piso para los elementos menos utilizados.

  7. 7

    Coloca una fila de canastas que combinen con la decoración en el estante del ropero para obtener más espacio de almacenamiento. Etiqueta cada canasta con el nombre de cada niño o de los elementos que deberían guardarse allí, por ejemplo bufandas y sombreros. Si no tienes un estante en el armario, cuelga las canastas en la pared con tornillos de ojo abierto pequeños.

Consejos y advertencias

  • Etiqueta cada gancho y canasto de los niños para que todos sepan dónde colgar sus pertenencias.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media