Cómo convertirte en un distribuidor de alimentos independiente

Escrito por susanne koenig | Traducido por mariano abrach
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo convertirte en un distribuidor de alimentos independiente
Mejora tu modelo de negocios o inicia tu propio servicio de distribución de alimentos. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Si estás buscando iniciar un nuevo negocio como distribuidor de alimentos independiente ya sea mediante la venta y entrega a tiendas, restaurantes, instituciones, como escuelas o prisiones o simplemente buscando mejorar proceso de distribución de tu propia marca de productos alimenticios, entonces puede que desees considerar convertirte en un distribuidor de alimentos independiente. Haciendo esto, te convertirás en el intermediario para otros productos y bienes que se pueden vender con una ganancia, mientras eres tu propio jefe. Puede ser un cambio de carrera ideal y aunque toma una gran inversión personal, las ganancias pueden valer la pena.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. 1

    Investiga mercado local. ¿Los alimentos que deseas distribuir son una necesidad de un distribuidor local? ¿Estás especializándote en tus propios productos de panadería, locales o marítimos? Realiza una evaluación detallada de la competencia e investiga si se pueden igualar o superar sus precios para conseguir un equilibrio en los mercados locales.

  2. 2

    Pregunta en la cámara de comercio de tu ciudad si hay un local central para el tipo de distribución que te gustaría hacer. Para propósitos de negocios, querrás estar cerca de otras empresas que también estén manejando la distribución de alimentos. Puede que sea más fácil intercambiar mercadería de lo que estás necesitando.

  3. 3

    Empieza a hablar con mayoristas que distribuyen los artículos en los que te gustaría especializarte y realiza comparaciones de costos. Los mayoristas competirán para conseguir los precios más bajos. Comprueba también con las empresas locales por artículos especializados. Por ejemplo, puede haber una panadería local que estará deseosa a distribuir sus productos y dispuesta a recortar sus ganancias para expandir su empresa y construir su marca.

  4. 4

    Comprueba el escenario del transporte local. Esto implica investigar los precios de alquilar camiones o comprar tus propios camiones nuevos o usados. Puedes encontrar un contratista independiente que posea su propio camión que estará deseando colaborar contigo para hacer comenzar tu negocio. Elige conductores locales experimentados con probada trayectoria y que sean rentables. Pregunta si la empresa estaría dispuesta o no a modificar su camión para publicitar tu empresa en éste y cierra un acuerdo.

  5. 5

    Comienza a evaluar los requerimientos de las autoridades de zonificación locales. El mejor lugar para empezar es hablando con la cámara de comercio que estará dispuesta a guiarte a las autoridades adecuadas para conseguir tu licencia de distribuidor y otros documentos necesarios.

  6. 6

    Comienza a llegar a tu objetivo demográfico y haz correr la voz de que hay un nuevo competidor en la ciudad. Conoce a los propietarios locales a quienes quieres vender tus bienes y realiza los ajustes en tu presupuesto inicial para ofrecer un descuento un poco más grande del que normalmente harías para ganar nuevas empresas. Proporcionándoles un servicio y bienes de calidad junto con un buen descuento, descubrirás que nuevas empresas se convertirán en clientes leales.

Consejos y advertencias

  • Considera hacerte cargo de un negocio de distribución mayorista preexistente. Comprueba si hay alguno a la venta. Siempre puedes rediseñar la empresa para ajustarla al modelo de negocios que tienes en mente.
Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles