Por qué tu corazón late más fuerte cuando haces ejercicio

Escrito por kimberly wonderly | Traducido por maria della cella figueredo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Por qué tu corazón late más fuerte cuando haces ejercicio
Un aumento en la ejercitación hace que tu corazón lata más lento. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

El corazón bombea sangre a través de todo el cuerpo para proveer nutrientes y para quitar los deshechos de los tejidos del cuerpo, según dicen Gary Thibodeau y Kevin Patton en su libro “Structure and Function of the Body". El cuerpo requiere más nutrientes y produce más deshechos a medida que ejercitas. Tu cuerpo reacciona a estos y a otros cambios aumentando la velocidad de los latidos de tu corazón.

Otras personas están leyendo

Definición del latido del corazón

Con cada latido, tu corazón se llena de sangre y rápidamente se contrae para bombearla alrededor de todo el cuerpo. El ritmo de tu corazón en reposo equivale al número de veces que tu corazón late por minuto mientras no ejercitas, este número es de 60 a 80 veces por minuto, pero puede ser normal tener un ritmo de entre 50 y 100 latidos por minuto, según la Universidad Estatal Montana.

Control neural

Los sistemas nerviosos simpático y parasimpático controlan el ritmo en el cual late el corazón. Solamente en la preparación para el ejercicio, tu sistema nervioso simpático aumenta su ritmo cardíaco, según Robert Robergs y Scott Roberts en su libro "Fundamental Principles of Exercise Physiology". A medida que el ejercicio comienza, el sistema nervioso simpático estimula al corazón a latir incluso más rápido en respuesta a las demandas del cuerpo.

Dilatación de los vasos sanguíneos

Los músculos necesitan más oxígeno y energía durante la ejercitación, comentan Robergs y Roberts. Los vasos sanguíneos de los músculos activos se dilatan para aumentar el flujo sanguíneo y la cantidad de nutrientes que reciben. A medida que se dilatan, los vasos en el estómago y en los riñones se contraen. Sin embargo, es mayor la cantidad de vasos que se dilatan que los que se contraen, requiriendo que el corazón bombee más rápido para mantener una presión sanguínea normal.

Eliminación de deshechos

Según Robergs y Roberts, el ejercicio genera que los músculos produzcan grandes cantidades de deshechos en la forma de ácido láctico, adenosina, dióxido de carbono e iones de hidrógeno. El aumento del ritmo cardíaco y del flujo producido por el sistema circulatorio le permiten al cuerpo eliminar estos deshechos de los músculos y excretarlos a través de la exhalación, transpiración y de la urina.

Ejercicio frecuente y ritmo cardíaco

Realizar ejercicio frecuentemente aumentará el tamaño del corazón y de la cantidad de sangre que el corazón puede bombear en cada contracción del ventrículo, según Thibodeau y Patton. Estos efectos de entrenamiento hacen que tu ritmo cardíaco en reposo y que el ritmo en ejercicio disminuya como mucho de 20 a 30 latidos por minuto. A lo largo de tu vida, esto puede igualar a millones de latidos ahorrados por tu corazón, el cual no tendrá que trabajar tan duro para estar a la altura de las demandas de tu cuerpo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles