Cómo hacer corbatas de moño para hombres

Escrito por claire mcadams | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer corbatas de moño para hombres
Pasos para hacer tu propia corbata (Burke/Triolo Productions/Stockbyte/Getty Images)

Una corbata de moño puede ser una gran oportunidad para agregar personalidad en tu guardarropa. Combina una de seda negra clásica con un esmoquin para un baile de gala o una fiesta de graduación. Y si quieres algo más extravagante usa una de rayas o lunares, combinada con una chaqueta y vaqueros. Más que comprar una corbata de moño o pedir prestada una a tu padre, realízala tú mismo. Toma una franja de tela de época, busca un molde, que están disponibles en línea, y ponte creativo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un molde básico para una corbata
  • 5/8 de yardas (57.15 centímetros de tela)
  • Hilo que combine
  • Entretela que se pega con la plancha
  • Una máquina de coser
  • Alfileres
  • Deslizadores de metal de 1/2" por 7/8" (1.27 por 2.22 centímetros)
  • Tijeras
  • Una plancha

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta las piezas del molde. Éste contiene dos piezas impresas sobre una grande de papel de seda. Corta a lo largo de la línea sólida de cada parte, para que puedan ser enganchadas a la tela. Vuelve a la pieza: a la que tiene la cola larga denomínala A y a la corta B.

  2. 2

    Corta la tela. Dóblala al medio con los bordes en crudo juntos. Extiende cada trozo del molde sobre el bies de la tela (contra el hilo). Engancha cada parte de éste a la tela y secciona a lo largo del borde. Una vez listo, tendrás dos cortes de A y B.

  3. 3

    Corta la entretela. Coloca alfileres en los trozos del molde con la entretela y secciona a lo largo del borde, para crear un corte de entretela para cada pieza.

  4. 4

    Une la entretela a los cortes. Extiende un corte de tela A sobre la superficie de trabajo, con el lado contrario hacia arriba. Colócala sobre el corte de tela para que los bordes de ambas piezas se alineen en congruencia. Plancha los trozos juntos. Repite este paso con la entretela B y el corte B.

  5. 5

    Cose la corbata. Toma ambas piezas de corte A y engánchalas juntas con los lados correctos hacia adentro. Comienza en un borde de la cola, cose alrededor del perímetro, dejando una abertura al pie de ésta. Recorta la costura hacia abajo a 1/8 pulgadas (0.32 centímetros). Repite este paso con el corte de tela B.

  6. 6

    Da vuelta cada pieza. Quita la corbata a través de la abertura para que el lado correcto de la tela se vea. Inserta un palillo o un bolígrafo tapado en la hendidura y presiona a lo largo de las costuras y rincones hasta que estén extendidos y almidonados. Plancha las piezas.

  7. 7

    Cierra las aberturas con una puntada invisible. Haz un nudo en un extremo del hilo e inserta el otro extremo en una aguja. Dobla los bordes sobre la corbata hacia adentro hasta formar un dobladillo. Empezando desde abajo del doblez, desliza la aguja a través de la arruga y tira el hilo. Pincha la arruga en el doblez contrario en un punto adyacente. Desliza la aguja debajo de la superficie del doblez por 1/4 de pulgada (0.64 centímetros) y tira. Sigue haciéndolo hasta que la abertura esté cosida. Ata y recorta el hilo.

  8. 8

    Une el primer deslizador a la pieza A. Estos son los ganchos de metal o plástico que hacen que la corbata sea ajustable. Desliza la pieza A a través de la segunda ranura del deslizador hasta la mitad de la sección de la cola.

  9. 9

    Une el segundo deslizador a la pieza A. Pasa la cola de esta parte, a través de una ranura del segundo deslizador. Dobla la cola de abajo de la primera capa y tira el primer deslizador, creando una curva. Dobla el extremo flojo y da una puntada invisible en su lugar.

  10. 10

    Conecta pieza B. Desliza la cola de la pieza B a través de la ranura abierta del segundo deslizador. Dobla el extremo suelto debajo de la primera capa y da puntadas.

Consejos y advertencias

  • Elige tela basada en la apariencia que buscas. La taffeta de seda en un color sólido o con un molde simple y pequeño, es una buena opción. Los brocatos y algodones son perfectos para una apariencia informal. Además, busca un negocio de camisas de época y bufandas con impresiones de moda que puedan ayudarte para concretar tu objetivo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles