Corredor principiante y dolor en la rodilla

Escrito por carolyn robbins | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Corredor principiante y dolor en la rodilla
Toma pasos para proteger tus rodillas de las lesiones. (running image by Byron Moore from Fotolia.com)

El dolor de rodilla puede poner fin a tu programa de carreras. Como un corredor principiante con dolor de rodilla, es posible que te preocupes por el impacto a largo plazo de correr en las articulaciones. Afortunadamente, en la revista "Running Times Magazine", el Dr. Benjamin Ebert señala que los estudios recientes muestran que incluso a largo plazo, la carrera de resistencia no causa inevitablemente daño a la rodilla. Si corriges la causa de tu dolor de rodilla ahora, puedes correr durante años sobre piernas sanas.

Otras personas están leyendo

Importancia

La investigación realizada por MF Bobbert, publicada en la revista "Journal of Biomechanics", muestra que la zancada de un corredor crea una fuerza de dos a tres veces el peso del corredor. Esta fuerza provoca cierta tensión en tus rodillas mientras tus articulaciones absorben el impacto de cada zancada, dejándolas propensas a las lesiones.

Lesiones por sobreuso

Las lesiones por sobreuso son una causa común de dolor de rodilla en los corredores principiantes. Según Runner's World, más del 42 por ciento de las lesiones por sobreuso son en las rodillas. El síndrome de banda iliotibial y el síndrome patelofemoral o la rodilla de corredor, pueden ser causados por un aumento súbito en la actividad. El síndrome de la banda iliotibial causa dolor en la parte exterior de la rodilla y el dolor de rodilla del corredor lo causa debajo o alrededor de la rótula.

Calzado

El calzado ayuda a absorber el impacto cuando corres y puede ayudar a corregir los problemas biomecánicos que pudieran conducir al dolor de rodilla. Correr con zapatos viejos que han perdido su apoyo o con zapatos que no están diseñados para correr, ejerce una presión excesiva sobre las rodillas. Si tienes pies planos, arcos altos o tiendes a girar tu peso a la parte interna del pie (pronación), podrías ser más propenso al dolor de rodilla.

Tratamiento

El tratamiento para el dolor de rodilla debe incluir hielo y medicamentos antiinflamatorios para controlar la inflamación y reducir el dolor. El descanso permite a tus rodillas sanarse al alejarse de las demandas puestas en las articulaciones. Después de que la inflamación y el dolor disminuyen, agrega el entrenamiento de fuerza como parte de tu rehabilitación antes de regresar a la carrera. El entrenamiento de fuerza debe dirigirse a los músculos de las piernas para dar estabilidad a las rodillas que te protegerá de lesiones.

Prevención

Para reducir el riesgo de dolor de rodilla a medida que mejoras tu condición física para correr, no aumentes tu kilometraje semanal en más de un 10 por ciento. Por ejemplo, si corrías 10 millas (16 km) en tu primera semana, no corras más de 11 millas (17,7 km) en tu segunda semana. La construcción de la resistencia en el tiempo permite que tus rodillas tengan tiempo para adaptarse a correr y recuperarse después de cada entrenamiento.

Incluso si apenas estás comenzando a correr, invierte en zapatos para correr y considera ortesis para la ayuda adicional. Incluso si decides que correr no es tu deporte, siempre puedes llevar tus zapatos para correr para ir a hacer trámites o caminatas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles