Cómo corregir los dedos en martillo

Escrito por megan smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Un dedo en martillo es un dedo del pie, por lo general el segundo, tercero o cuarto, que tiene una curva en la articulación central, lo que le da un aspecto de garra. La curva, a menudo dolorosa, es comúnmente causada por zapatos que no se ajustan correctamente, o que tienen el tacón muy alto. Por lo general, los dedos en martillo pueden curarse usando plantillas ortopédicas y cambiando de calzado; en casos graves, por medio de una cirugía.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Calzado nuevo
  • Aparatos ortopédicos (plantillas ortopédicas)
  • Una toalla
  • Canicas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consulta al médico, quien te explicará por qué los zapatos te han causado un dedo en martillo y cuál es la gravedad de tu condición.

  2. 2

    Compra zapatos nuevos. El mejor calzado para prevenir el dedo en martillo es el calzado para caminar con un frente amplio y arco de apoyo. Úsalos en tu casa y al realizar las actividades cotidianas.

  3. 3

    Consigue órtesis (plantillas ortopédicas). Un médico podiatra o clínico puede recetarte aparatos ortopédicos hechos a la medida de tus pies para proporcionarte un mejor apoyo y así corregir el dedo en martillo. También puedes comprar aparatos ortopédicos genéricos en la farmacia de tu zona, pero no podrán tratar el dedo en martillo de la manera que lo hacen los aparatos ortopédicos diseñados a medida.

  4. 4

    Evita usar tacones. Los tacones altos causan una presión innecesaria sobre las articulaciones de tus dedos, lo que crea un dedo en martillo rígido y curvado. Tu médico te sugerirá que uses tacones altos lo menos posible para evitar que el problema se torne más grave.

  5. 5

    Haz ejercicios con los dedos del pie. El médico te puede dar una lista de ejercicios, como usar los dedos para agarrar y levantar cosas o estirar las articulaciones con las manos y tirar de estas suavemente en la dirección opuesta a la que están dobladas. Si tus dedos se curvan, presiónalos hacia arriba suavemente y manténlos así durante 10 segundos. Repite este ejercicio 10 veces. Coloca una toalla en el piso y practica arrugando la misma con los dedos de los pies. Coloca dos canicas en el suelo y recógelas con un pie al mismo tiempo 10 veces. Estos ejercicios fortalecerán tus dedos y los harán menos rígidos.

  6. 6

    Sométete a una operación. Las operaciones de dedos en martillo van desde una simple incisión que libera el tendón de la articulación media, hasta una operación de gran envergadura que implica la eliminación del hueso del dedo. También se pueden insertar clavos en el dedo afectado, dependiendo de la gravedad. Habla con tu médico para obtener más información sobre la operación específica que puedas necesitar.

Consejos y advertencias

  • Si estás experimentando un fuerte dolor, entumecimiento o moretones que acompañan a tu dedo en martillo, visita al médico inmediatamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles