Correr y tener hematomas en la planta del pie

Escrito por rose erickson | Traducido por jaime alvarez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Correr y tener hematomas en la planta del pie
El correr excesivamente puede causar hematomas en la planta de tus pies. (Liquidlibrary/liquidlibrary/Getty Images)

Los hematomas en la planta de los pies al correr, pueden ser preocupantes, especialmente si vienen acompañados de otros síntomas como puede ser el dolor. Estos pueden ser causados por una variedad de condiciones y faltas de entrenamiento. Sabiendo que en ocasiones es necesaria la intervención de un médico, es importante entender por qué ocurren los hematomas en las plantas de tus pies después de correr y cómo pueden ser tratados.

Otras personas están leyendo

Síntomas

Los hematomas en la planta de tus pies después de correr pueden variar entre ligeros y severos. Además de los hematomas, otros síntomas adicionales pueden ser la irritación, hinchazón, sensibilidad, inflamación, dolor, pérdida de flexibilidad, inestabilidad y dificultad para caminar o estar de pie. Los síntomas pueden empeorar cuando te levantas sobre tus dedos o presionas la parte anterior de la planta del pie. Los hematomas y el dolor pueden agravarse durante la mañana, decreciendo hacia un dolor apagado al finalizar el día o después de un periodo de descanso.

Causas

Los hematomas en la planta de tus pies pueden surgir al usar los tendones en exceso, con la aponeurosis de los huesos y el correr excesivo, al hacer zancadas muy amplias o por no tomar los descansos apropiados conforme se necesiten. También pueden ocurrir si frecuentemente corres grandes distancias, o en terreno irregular, o si usas zapatos desgastados o inapropiados. Los hematomas en la planta de tu pie pueden también ser causados por condiciones como la fascitis plantar, el talón equino y la metatarsalgia.

Tratamientos

Reduce la velocidad, distancia e intensidad a la que corres. Coloca un paquete de hielo contra la parte baja de tu pie por aproximadamente 10 minutos justo después de tu rutina. Toma un medicamento antiinflamatorio para ayudar a aliviar los síntomas. Utiliza zapatos para correr que sean flexibles y que ofrezcan un soporte apropiado. Coloca plantillas para el talón o esponjas de maquillaje en tu zapato para ayudar a absorber el impacto y trasladar el peso fuera de las áreas dolorosas. Usa un par de calcetines gruesos y acolchonados o pantuflas cuando no estés corriendo.

Consejos

Debido a que peso adicional del cuerpo coloca presión en tus pies, es importante continuar corriendo y comiendo adecuadamente para alcanzar o mantener un peso saludable. Si los hematomas son nuevos, evalúa qué tipos de condiciones o factores los pudieron haber causado. Por ejemplo, si has estado entrenando fuerte o corriendo en un terreno irregular. Consulta un médico o un especialista deportivo si los síntomas son severos o no mejoran con el cuidado personal. Se puede requerir una radiografía para descartar un problema serio como una fractura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles