Cómo correr con una lesión de rodilla

Escrito por mar vin | Traducido por karolynne gardim
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Cómo correr con una lesión de rodilla

    Una lesión de rodilla puede hacer que sea difícil realizar las actividades diarias, especialmente aquellas que causan más tensión, como correr. Sin embargo, hay medidas que pueden tomarse si sientes que no puedes renunciar a tu carrera diaria mientras te recuperas de una rodilla herida.

    Lesión de rodilla. (Creatas Images/Creatas/Getty Images)

  • 1 / 4

    El calentamiento de los músculos antes de una carrera es importante para prevenir lesiones. Lo más probable es que una lesión de rodilla sea causada por un tiempo de calentamiento insuficiente. Camina durante 2 a 3 minutos. Para y estira los músculos de las piernas. Los siguientes estiramientos son útiles para el calentamiento: Estiramiento de cuadriceps (músculo grande en la parte frontal de la pierna) agarrando el tobillo y tirando hacia tus glúteos. Repite con la otra pierna. Coloca las piernas separadas al ancho de los hombros. Agáchate y aférrate al tobillo. Repite con cada pierna y al centro también. Esto calentará los músculos isquiotibiales (músculos grandes en la parte posterior de la pierna) y las nalgas. Encuentra una pared o barra sólida y coloca ambas manos sobre ella al nivel del ojo. Patea hacia adelante para estirar el músculo de la pantorrilla. Repite este procedimiento para cada pierna. Recuerda sostener todos los estiramientos por un mínimo de 15 segundos cada uno.

    Ejercita las rodillas. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

  • 2 / 4

    No corras sobre una superficie dura como el concreto o el asfalto. Esto agravará una lesión de rodilla. Encuentra una superficie suave, como el pasto, la arena o la pista en tu escuela secundaria local. Ten cuidado con las superficies irregulares. No corras en un lugar donde el terreno podría contener huecos o agujeros o baches.

    Corre sobre la arena. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

  • 3 / 4

    Aunque muchos zapatos deportivos son similares en apariencia, solamente algunos zapatos designados, están equipados para manejar el constante golpeteo de una carrera. Los zapatos hechos para el entrenamiento cruzado, caminar y otras actividades no podrían resistir el entrenamiento de un corredor. Busca un zapato que esté bien acolchado alrededor de la suela y proporcione apoyo alrededor del tobillo para evitar su movimiento excesivo. Reemplaza los zapatos una vez que el relleno se haya agotado.

    Elige zapatos acolchados para correr. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

  • 4 / 4

    Agrega un poco de variación a tu régimen de acondicionamiento físico. Intentar correr, mientras las rodillas están adoloridas puede provocar una lesión mayor. La natación y andar en bicicleta son buenas formas para mejorar la resistencia cardiovascular, mientras le das a las piernas un descanso. No tengas miedo de tomar un par de días de descanso de cualquier ejercicio. Esto ayudará a sanar la lesión de la rodilla más rápido y puedes hacer tu próxima sesión de correr menos dolorosa.

    Mejora la resistencia cardiovascular nadando. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

  • Lista de verificación

    Algunos cosas que podrías necesitar

    • Buenos zapatos para correr
  • Más información

    Consejos y advertencias

    Añade ejercicios de fortalecimiento de la pierna a tu rutina de ejercicios

    Asegúrate de mantener la forma adecuada al realizar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles