¿Al correr se reduce mi trasero?

Escrito por kevin rail | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Al correr se reduce mi trasero?
Correr ayuda a promover la pérdida de peso. (Creatas/Creatas/Getty Images)

El exceso de grasa en el trasero se conoce como grasa subcutánea. Esta se encuentra justo debajo de la piel y no contribuye a la elevación del riesgo de enfermedad. Dicho esto, el exceso de peso en el trasero todavía puede causar sentimientos de auto-conciencia y de frustración. La pérdida de este peso no sólo requiere disciplina, sino el tipo adecuado de ejercicio. Correr es una forma de ejercicio de alto impacto que tiene una alta efectividad en tu plan de reducción de la grasa de tu trasero.

Otras personas están leyendo

Entrenamiento aeróbico

Para bajar de peso en un área, es necesario promover la pérdida de peso a través de todo tu cuerpo. La mejor manera de hacerlo es mediante la realización de ejercicios aeróbicos o cardiovasculares. Los ejercicios cardiovasculares se realizan al mover tus extremidades en un movimiento repetitivo durante un período prolongado de tiempo. Esto te hace sudar y, más importante, quemar calorías. Al quemar calorías, quemas grasa. Correr es una forma de ejercicio cardiovascular, por lo que te ayudará a reducir el tamaño de tu trasero.

Marco de tiempo para correr

Correr es útil para la quema de grasa del trasero, pero hay que tener en cuenta el tiempo. Si no entrenas lo suficiente o lo suficientemente largo, pondrás en peligro tus resultados. El Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda de 60 a 90 minutos de actividad física que se realice cinco días a la semana para obtener los mejores resultados para bajar de peso. Correr varias veces durante el día para acumular tu tiempo es tan eficaz como correr largos períodos.

Carrera de alta intensidad

El sprint es una forma de correr a ritmo rápido que puede aumentar tus esfuerzos para perder peso. Al hacer sprint, no sólo quemas una mayor cantidad de calorías durante tus entrenamientos, sino que también le das a tu metabolismo un alza en las primeras horas después del entrenamiento. Esto conduce a un mayor número total de calorías que se queman. Comienza tu entrenamiento con un calentamiento ligero al trotar de cinco a 10 minutos, luego corre tan rápido como puedas durante 20 segundos. Reduce la velocidad a un ritmo de trote ligero durante 40 segundos, y luego entra en otra carrera de velocidad. Repite este patrón para el resto de tu entrenamiento y termina con un trote ligero entre cinco a 10 minutos.

Efecto del músculo

Cuando corres se producen múltiples movimientos articulares, como la extensión de la cadera, flexión de la cadera, extensión de la rodilla y flexión de la rodilla. Esto te hace trabajar los cuádriceps, isquiotibiales y los glúteos. Cuanto más rápido corras, más intensa será la contracción. Mediante la adición de incluso una pequeña cantidad de músculo, mantendrás tu tasa metabólica en reposo acelerada durante 24 horas. Esto a su vez contribuye aún más para la reducción de grasa en el trasero. Correr cuesta arriba aumentará el énfasis en los glúteos. Si corres en una cinta, colócala de forma inclinada.

La dieta y la pérdida de peso

El no poder controlar tu dieta puede poner en peligro tu progreso. Los malos hábitos alimenticios causan comúnmente la grasa en el trasero en primer lugar. Serás capaz de aumentar tu progreso mediante la reducción de la ingesta calórica y basando tu dieta alrededor de alimentos ricos en nutrientes. Una reducción diaria de 500 calorías promoverá alrededor de 1 libra (0,45 Kg) de pérdida de peso a la semana.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles