¿Correr tonifica el estómago?

Escrito por william mccoy | Traducido por maría martha martorell
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Correr tonifica el estómago?
Correr es una buena herramienta para tonificar el abdomen. (run image by Byron Moore from Fotolia.com)

Un mito popular sobre tonificar el estómago es que ir al gimnasio es un requisito inevitable. Un gimnasio que oferta ejercicios cardiovasculares sin duda puede ayudar a deshacerse de la grasa del vientre no deseada, pero existe otra solución menos costosa y más fácil: correr. La naturaleza intensiva de la marcha implica que cada grupo muscular trabaja en tándem. Y cuando cada grupo muscular trabaja, incluyendo los músculos abdominales, aumenta la tasa de la grasa quemada.

Otras personas están leyendo

Beneficios

El ejercicio cardiovascular es quizás el método más eficaz para quemar grasa ya que utiliza varios grupos de músculos al mismo tiempo. Correr es un ejercicio cardiovascular, de manera que cuenta con un enorme potencial para quemar grasa. Conseguir un estómago tonificado es uno de los beneficios de este tipo de ejercicio debido a la contracción de los músculos abdominales durante la carrera. Es exactamente este tipo de contracción el que quema grasa y da lugar a un tono muscular magro. Correr proporciona un entrenamiento cardiovascular mucho más profundo que una bicicleta fija o la máquina elíptica en el gimnasio, las cuales sólo trabajan los músculos de las piernas. Correr frecuentemente puede tonificar el estómago en poco tiempo, todo lo que necesitas es un par de zapatillas para correr.

Correr en espacios verdes

Correr en espacios verdes ofrece una variable visual que supera la monotonía de la cinta. También puede producir una cintura esbelta en un corto período de tiempo. Correr en espacios verdes implica utilizar una combinación de calles, senderos y otros caminos. Debido a que el terreno está en constante cambio, el ritmo y las pisadas también están cambiando. Estos cambios aportan modificaciones importantes en la intensidad de la contracción muscular y promueven la quema de grasa mucho más rápido. Por ejemplo, correr en la calle puede hacer que los músculos abdominales se contraigan a un ritmo regular. Sin embargo, correr en la ruta es mucho menos rítmico gracias a la naturaleza cambiante del terreno. Cuando las piernas trabajan más duro para evitar las rocas, raíces poco profundas y otros desechos, también lo hacen los músculos del estómago. El cambio de la intensidad de la contracción del músculo del estómago durante una sola carrera es una valiosa manera de quemar grasa.

Correr en caminadora

Si el mal tiempo es un factor o correr al aire libre está simplemente fuera de la cuestión, correr en una cinta también puede ser una manera eficaz para tonificar los músculos del estómago. Correr en cinta ergométrica es generalmente más fácil que correr al aire libre ya que los "terrenos" se mueven para ti. Establecer un buen ritmo también es más fácil en una cinta, ya que no tienes que preocuparte acerca de giros, intersecciones o escombros en un sendero. Las cintas de correr habilitan al corredor a establecer su propio ritmo, y marcan inclinaciones diferentes y grados de dificultad.

Correr a intervalos

Ya sea en una caminadora o al aire libre, correr a intervalos es una buena herramienta para quemar la grasa del estómago. "Por intervalos" simplemente significa cambiar tu ritmo cada pocos minutos. El método rápido-lento-rápido de los intervalos trabaja todo el cuerpo con el cambio de intensidad, para hacer un entrenamiento más intensivo en menos tiempo. El intervalo de funcionamiento se puede realizar comenzando con intervalos cortos y aumentando gradualmente la intensidad entre el funcionamiento lento y rápido.

Sprints (distancias cortas a alta velocidad)

Los músculos abdominales trabajan más durante los sprints (cortas distancias a alta velocidad) por lo que la contracción del estómago es mayor. Los sprints de viento (sprints cortos que varían de 50 a 100 metros) son otra manera eficaz de quemar grasa del estómago y construir el tono. La repetición es la clave. Por ejemplo, correr una distancia de 100 metros 10 veces con un descanso de dos minutos entre cada repetición puede puede ayudar a tonificar el estómago más rapidamente. Los sprints cortos y más largos son eficaces también, dependiendo de tu nivel de comodidad al correr una distancia extensa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles