¿Puedo seguir corriendo si tengo el síndrome piriforme?

Escrito por jackie carmichael | Traducido por lucia g. cejas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puedo seguir corriendo si tengo el síndrome piriforme?
No deberías correr con síndrome piriforme. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

El síndrome piriforme es señalado a menudo por los corredores literalmente como "un grano en el trasero". Esto se debe a que cuando corres, el músculo piriforme se contrae y tensa, irritando el nervio ciático que atraviesa a través o cerca del músculo y en la parte posterior de ambas piernas, causando dolor y daño en el nervio. DrMirkin.com indica que el descanso es importante para el síndrome piriforme y no se debe correr hasta que ya no sientas dolor en la región glútea y se alivie la enfermedad.

Otras personas están leyendo

Músculo piriforme

El músculo piriforme se extiende desde la base de la columna hasta el hueso externo de la cadera y es a menudo objeto de movimientos repetitivos cuando corres, de acuerdo con Spine Universe. El músculo se encuentra profundamente en las nalgas detrás del músculo del glúteo mayor. Las funciones del músculo piriforme son girar la cadera y las piernas y también ayuda a dar estabilidad a la región pélvica. Este músculo es muy importante para los corredores, ya que ayuda a proporcionar el movimiento fluido de las caderas y las piernas durante la actividad.

Síntomas

Si tienes el síndrome piriforme es probable que experimentes un dolor profundo en la cadera o las nalgas. También puedes experimentar dolor en la parte baja de la espalda, debajo de las piernas, hormigueo y entumecimiento en las piernas debido a la irritación del nervio ciático. De acuerdo con el sitio web Spine-Health, experimentarás dolor al correr y subir escaleras o colinas. También podrías experimentar un dolor más severo después de estar sentado durante un largo periodo de tiempo.

Tratamiento

El síndrome piriforme es una lesión muscular que requiere reposo y tratamiento con hielo. Los tratamientos caseros eficaces incluyen el descanso del músculo durante varios días o semanas después de la lesión, o hasta que cese el dolor. Descansar el músculo reduce el apriete y permite un mayor flujo de sangre al músculo para ayudar a la curación. Aplicar una compresa fría o hielo sobre la lesión en intervalos de 20 minutos en 24 horas reduce la inflamación y podría reducir el dolor. Consulta a tu médico para obtener un diagnóstico preciso y otras recomendaciones de tratamiento específicos.

Prevención

Entra en calor antes de correr para asegurar que tus músculos estén sueltos y flexibles. Tu médico o preparador físico te puede proporcionar estiramientos específicos piriformes para que los practiques antes de una carrera. La página web Stretching Institute también te proporciona instrucciones para dos estiramientos del músculo piriforme. Además, correr en superficies rectas y lisas disminuye las posibilidades de sufrir una lesión en el músculo piriforme y de irritar tu nervio ciático.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles