Cómo cortar un imán

Escrito por dustin pitan | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cortar un imán
Un martillo y un cincel son una opción para romper los imanes duros. (cold chisel image by Aleksandr Ugorenkov from Fotolia.com)

Hay varias razones por las que puedes necesitar cortar un imán. Puede que lo necesites para artes y oficios, para reemplazar un imán roto o perdido en un motor o para un proyecto de ciencias.

Si todo lo que tienes es un gran imán y necesitas reducir su tamaño, hay muchas maneras de hacerlo. La técnica que elijas debe depender del estilo y el tipo de imán que estás tratando de cortar. Un imán de plástico flexible que se adhiere a un coche, por ejemplo, es un imán de goma que es fácil de cortar con tijeras. Los imanes de cerámica y magnetita (el mineral más magnético de la Tierra) son mucho más duros y mucho más difíciles de cortar, lo que requiere una cuchilla enchapada en diamante.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guantes de trabajo
  • Gafas de protección
  • Una mascarilla
  • Cizallas para metales
  • Un tornillo
  • Un marcador
  • Una sierra para metales
  • Un torno abrasivo de diamante
  • Un dremel
  • Un martillo
  • Un cincel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Imanes de goma

  1. 1

    Ponte guantes de trabajo. Cortar un imán, incluso un imán recubierto de goma, puede resultar en fragmentos que pueden causar astillas. Los guantes de trabajo también te protegerán de las tijeras de metal que vas a utilizar.

  2. 2

    Marca una línea en el imán siempre que desees hacer un corte, sin importar si se trata de un lugar o de varios.

  3. 3

    Corta el imán con cizallas para metales, siguiendo tu línea guía.

    Imanes de cerámica y magnetita

  1. 1

    Ponte una máscara protectora de nariz y boca, guantes de trabajo pesado y gafas protectoras. Además del peligro de la hoja en las manos, cortar estos imanes enviará el polvo y limaduras al aire que son peligrosos si se inhalan y que pueden volar a los ojos a gran velocidad, provocando un gran daño. Todas las técnicas de corte para estos imanes requieren protección.

  2. 2

    Coloca el imán en un tornillo de banco. Un tornillo de banco te ayuda a obtener ventajas al usar una sierra para metales. También evita que el imán se deslice alrededor debajo de tu aserrado, lo cual es importante en la retención de sus propiedades magnéticas. La vibración excesiva puede desalojar a los electrones magnéticos diminutos dentro del imán, que normalmente se alinean en norte y sur, disminuyendo o eliminando por completo sus propiedades magnéticas.

  3. 3

    Traza una línea en tu imán con un marcador en el punto donde quieres cortar.

  4. 4

    Utiliza una sierra para cortar el imán, siguiendo la línea guía. Si eso no funciona, sigue y trata otra técnica.

  5. 5

    Coloca tu torno enchapado en diamante en tu dremel, apriétalo en su lugar y enciende el dispositivo. Mientras el torno gira, colócalo directamente sobre la guía del marcador que hiciste sobre el imán, empujando hacia abajo a medida que avanzas. Asegúrate de no poner una cantidad excesiva de presión sobre el dremel o puedes doblar el torno. Si esto no funciona, puedes intentar una técnica más de corte.

  6. 6

    Coloca un cincel a lo largo de la marca guía en el imán. Sostenlo con una mano y usa un martillo para golpear el mango del cincel. Esto puede funcionar para romper el imán en dos si el corte falla. Esta debe ser tu última opción, ya que tiene la mayor posibilidad de dañar las propiedades magnéticas, como se ha descrito anteriormente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles