Cómo cortar neumáticos de caucho

Escrito por tom king | Traducido por ángel barajas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cortar neumáticos de caucho
Las llantas tienen varios usos de reciclaje (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Sandalias, escaladoras para parques de juegos y macetas para jardín son tres de los usos más populares para las llantas viejas de automóviles y camionetas. Las llantas suponen un material resistente para una variedad de usos, pero si alguna vez intentaste cortar una, sabrás que es un trabajo difícil. Los artesanos tienen un par de sugerencias en cómo cortar una llanta de automóvil eficientemente, aunque no siempre fácil.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Martillo y cincel afilado
  • Navaja de hoja pesada bien afilada
  • Sierra de banda
  • Sierra de sable
  • Sierra de mesa
  • Llantas con refuerzos de tela o fibra de vidrio
  • Bloque de madera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Martillo y cincel

  1. 1

    Corta una sección de la llanta para trabajar con ella. No querrás intentar cortar y manipular una llanta grande y pesada al mismo tiempo. Evita cortar el borde interior ya que ahí se encuentran los grandes refuerzos de cable de acero.

  2. 2

    Coloca un bloque de madera pesado detrás de la llanta en donde la vas a cortar. Marca una linea en donde deseas cortarla.

  3. 3

    Afila tu cincel y usa una almádena pequeña para golpearlo con él. Coloca el bloque debajo de la llanta, coloca el cincel sobre la linea de corte y dale unos buenos golpes.

  4. 4

    Utiliza a lo largo de la linea de corte el cincel y el martillo hasta que cortes la pieza y esté libre de la llanta.

    Navaja

  1. 1

    Afila el borde de la navaja hasta conseguir un filo agudo. Una navaja es la herramienta más peligrosa para trabajar con llantas.

  2. 2

    Corta lentamente serrando hacia atrás y adelante. No atores la hoja en el caucho y luego empujes demasiado para liberarla. Si la hoja se resbala y libera, puede cortarte un par de dedos por accidente. Trabaja lentamente cortando un poco cada vez.

  3. 3

    Afilar la hoja frecuentemente. La mejor hoja para este trabajo es la que está bien afilada. Mantén una piedra de afilar cerca mientra trabajas. Si la hoja se comienza a atascar, afílala.

  4. 4

    Recorta cualquier desecho de llanta del corte para evitar atorar la navaja. Una navaja libre es una navaja segura.

  5. 5

    Corta piezas de áreas gruesas de refuerzos de alambres de acero con una sierra para metales o cortadores de alambres antes de continuar con la navaja.

    Herramientas eléctricas

  1. 1

    Primero corta una sección de llanta, más grande de lo que realmente quieres cortar. No cortes el cordón de sellado que corre alrededor del borde interior. Contiene alambres gruesos y pueden destrozar las hojas de tus sierras.

  2. 2

    Elige una hoja para tu sierra de sable, sierra de mesa o sierra de banda que corte suavemente a través de la gruesa llanta de caucho. Las herramientas de tamaños pequeños usualmente funcionan mejor. Asegúrate de que la llanta esté cubierta de refuerzos de fibra de vidrio, ya que las llantas con refuerzos de acero pueden atorar y destrozar las hojas de las sierras.

  3. 3

    Trabaja con la hoja de corte lentamente a través del material de caucho, tirándolo para abrirlo detrás del corte para prevenir que atore la hoja. Haz cortes pequeños.

  4. 4

    Corta el material de desperdicio detrás del corte para evitar que la hoja se atasque. Una hoja libre es una hoja segura.

  5. 5

    Regresa el corte si la hoja se comienza a atascar. Realiza varias pasadas en cortes difíciles o en giros cerrados en el patrón, recordando retirar el material de desperdicio de alrededor del corte. Dale suficiente espacio a tu hoja.

Consejos y advertencias

  • Trabaja lentamente para evitar atascar la hoja.
  • Corta el desperdicio de tu patrón frecuentemente para que no atasque las hojas.
  • No fuerces los cortes. Las navajas pueden saltar y cortar material o tus manos.
  • Afila las navajas de mano frecuentemente.
  • Usa gafas de seguridad y ropa de protección.
  • Evita manejar las piezas de caucho derretido que salen del corte, están muy calientes.
  • Si la hoja se llega a atascar, apaga la sierra y regrésala. No intentes tirar de la hoja si la sierra todavía está encendida.
  • No fuerces las navajas, especialmente con las herramientas de mano. Pueden resbalarse y cortarte.
  • Los dedos son especialmente vulnerables.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles