Cómo hacer cortinas romanas

Escrito por joanne thomas | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer cortinas romanas
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las cortinas romanas encajan en una ventana exactamente cuando se tiran hacia abajo, y cuando se tira los pliegues de tela quedan en la parte superior de la ventana. Este método describe cómo hacer cortinas romanas alineadas en el hogar usando tela y unos pocos artículos de ferretería.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tela para cortina
  • Forro para tela
  • Una tabla de madera de 1 por 2 pulgadas (1,54 por 3,08 centímetros) cortada al ancho de la ventana
  • Cinta con anillos
  • Tres ojales para atornillar
  • Una abrazadera
  • Un cordón angosto
  • Una pistola grapadora y grapas
  • Una máquina de coser
  • Hilo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Hacer cortinas romanas

  1. 1

    Mide el alto y el ancho de la ventana. Corta un trozo de tela para cortina de 2 pulgadas (5,08 centímetros) más larga y 4 pulgadas (8,16 centímetros) más ancho de donde quieres que termine la cortina, y un trozo de forro para tela de 2 pulgadas (5,08 centímetros) más largo y 2 pulgadas (5,08 centímetros) más ancho de donde quieres que termine la cortina.

  2. 2

    Sobre el costado derecho de la tela de la cortina, cose un poco de cinta con anillos de 1 pulgada (2,54 centímetros) por el borde, comenzando y terminando 1/2 pulgada (1,27 centímetros) desde la parte superior e inferior cosiendo en recto por ambos bordes de la cinta. Asegúrate de que los anillos estén perfectamente nivelados con cada uno en cada lado. Corta la parte superior e inferior de la cinta que no se cose.

  3. 3

    Toma el trozo de forro y dóblalo verticalmente a la mitad para encontrar la línea del centro. Colócalo sobre la tela de la cortina y sujétalo con la cinta anillo sobre la línea del centro, haciendo que coincida la posición de los anillos exactamente con los de la cinta cosida sobre la tela de cortina. Corta los extremos. Cose la cinta anillo al forro.

  4. 4

    Con los lados derechos juntos (los que tienen la cinta anillo cosida) cose los bordes laterales de la cortina y el forro juntos, dejando un margen de 7/8 pulgadas (2,22 centímetros). Deberás ajustar la tela de cortina para coser el segundo costado ya que es más ancho que el forro.

  5. 5

    Presiona el lado del revés para que el forro quede perfectamente centrado con 1 pulgada (2,54 centímetros) de margen de tela de cortina (con la cinta de anillos en el otro lado) en cada costado, luego cose un dobladillo de 1 pulgada (2,54 centímetros). Corta los dos bordes posteriores diagonalmente, da vuelta la tela y presiona.

  6. 6

    Grapa la parte superior de la cortina a la parte superior más angosta de la tabla de madera. Atornilla en los ojales a la parte trasera de la madera en línea con el centro de los ojales en las tres tiras de cinta de anillos en la parte trasera de la cortina.

  7. 7

    Agrega tres largos separados de cordón para cada fila de anillos. En el costado desde el cual se va a jalar para subir la cortina, ata el extremo del cordón al anillo más bajo, pásalo por la fila de anillos vertical y por el ojal en la parte superior, deja otro largo de brazo de cordón y córtalo. Repite esto para el medio, tomando el cordón desde su ojal superior por la tabla a través del primer ojal antes de dejar un largo de brazo y cortar. Para el tercer cordón, pasa el cordón por el medio y el primer ojal antes de dejar el largo y cortar.

  8. 8

    Monta la cortina y ajusta los tres largos de cortón para que la cortina cuelgue de forma pareja. Ata un nudo en la parte exterior del ojal para evitar que los cordones se aflojen cuando la cortina esté baja. Trenza los cordones y haz un nudo seguro en el extremo. Luego coloca un taco en el borde del marco de la ventana para sujetar el cordón cuando la cortina está levantada.

Consejos y advertencias

  • Las telas más rígidas funcionan mejor para las cortinas romanas, dándoles un aspecto más nítido cuando la cortina está baja.
  • Puedes coser una barra pesada en el dobladillo de abajo para mantener la cortina más tirante cuando está baja.
  • Si la tabla de madera se ve cuando levantas la cortina, la puedes pintar o forrar con tela.
  • Si no puedes encontrar cinta con anillos, coloca a mano anillos de plástico individuales a distancias iguales en la parte trasera de la cortina.
  • El cordón que cuelga debe siempre estar envuelto alrededor de la abrazadera para evitar que sea un peligro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles