Cosas a saber al comprar una casa rodante

Escrito por jennifer eblin | Traducido por fede ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cosas a saber al comprar una casa rodante
Una casa rodante te permitirá disfrutar más tus viajes. (Creatas/Creatas/Getty Images)

Al comprar una casa rodante, haces una inversión para su futuro. Ya sea que planifiques viajar en tus años de jubilación o con tus hijos, es un vehículo que vas a utilizar durante años. Antes de comprar un vehículo recreativo o casa rodante, deberías estar enterado de algunos hechos concretos.

Otras personas están leyendo

Casas rodantes motorizadas

Los vehículos recreativos motorizados son casas rodantes capaces de viajar de forma independiente, lo que significa que no necesitas otro vehículo para remolcarlo. La desventaja es que tendrás que invertir en un remolque si planeas llevar un automóvil contigo. Estos se dividen en tres clases: clase A, clase B y clase C. Las casas rodante clase A pesan hasta 30,000 libras (13.600 Kg) y miden hasta 40 pies (12 m). Las clase B son más pequeñas ya que miden a menos de 20 pies (6 m) y pesan hasta 8.000 libras (3.600 Kg). También hay casas rodante clase C, que pesan alrededor de 10.000 libras (4.500 Kg) y miden unos 30 pies (9 m) de largo.

Casas rodantes remolcables

Las casas rodantes remolcables son un tipo de vehículo recreativo que requiere de otro vehículo, como un camión o camioneta, para moverlo. La ventaja es que sólo se necesita soltar la casa rodante, asentarla y puedes tomar el otro vehículo para viajes más cortos. Los remolques y remolques de quinta rueda son los modelos más populares porque cada una llega a medir hasta 35 pies (10 metros) y cuentan con interiores de lujo y más espacio. Puedes, también, encontrar las caravanas más pequeñas conocidas como caravanas pop-up o plegables, que también están clasificadas como vehículos recreativos.

Consideraciones

Los errores más grandes que una persona comete al comprar un vehículo recreativo son gastar demasiado dinero y no hacer suficiente investigación, que tienden a ir de la mano. Podrías encontrarte comprando una casa rodante grande cuando sólo necesitas una pequeña o pagar demasiado para una usada. Es importante hacer una investigación antes de empezar a comprar. Puedes revisar foros en línea, leer revistas dedicadas a vehículos recreativos y hablar con los distribuidores antes de comprar.

Advertencia

Los vendedores de vehículos recreativos están en busca de hacer la mayor cantidad de dinero posible, incluso si eso significa vender uno a un precio mucho mayor de lo que realmente vale. Te encontrarás con este problema sobre todo si te encuentras con vendedores en shows de casas rodantes y caravanas. La única manera de evitar gastar demasiado y asegurarte de que estás haciendo un buen negocio es contratar a un inspector profesional. El inspector buscará cualquier signo de daños ocultos, problemas de motor y otros tales como la podredumbre seca. Todos estos productos pueden ser muy costosos de arreglar, sumando a tu precio de compra.

Alquiler

Antes de decidir comprar un vehículo recreativo o casa rodante, considera alquilar uno para un viaje de una semana. Esto te da la oportunidad de probar un vehículo de mayor tamaño y asegurarte de que te sientes cómodo al volante. También puedes probar el alquiler de algunos tamaños diferentes, lo que garantiza que cuando compres, comprarás el tamaño adecuado. Es especialmente importante alquilar un vehículo recreativo si nunca haz viajado en uno antes porque necesitas asegurarte de que es algo que se adapte a tu estilo de vida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles