Cosas que debes saber respecto de las llantas de aleación que no vienen de fábrica

Escrito por richard rowe | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cosas que debes saber respecto de las llantas de aleación que no vienen de fábrica
Las llantas de aleación mejoran la estética y el desempeño del coche. (Visage/Stockbyte/Getty Images)

La idea de que todas las partes no originales no se fabrican iguales es solo un cliché, y también una simplificación burda que puede fácilmente costarte la vida. Las llantas de aleación estuvieron de moda en los años 80s, cuando la inyección electrónica del combustible y las regulaciones gubernamentales sobre las emisiones hicieron que incrementar el desempeño fuera un asunto mucho más académico de lo que era antes. Las llantas de aleación ofrecen a los entusiastas una forma de mejorar la apariencia y el desempeño sin dañar el medio ambiente. Sin embargo, cualquier potencial comprador de llantas debe recordar que éstas son una parte crucial a la hora de determinar el desempeño en cualquier medida, y que debes acordemente seleccionar las mejores.

Otras personas están leyendo

Las llantas gigantes son estúpidas

Perdón, pero no hay una manera más agradable de decirlo. Esas llantas de 20 pulgadas (50 cm) o más pueden lucir impresionantes, pero también actúan como enormes volantes, almacenando la energía cinética de tu auto y reduciendo considerablemente su capacidad de girar, acelerar, y más importante, de detenerse. La energía cinética almacenada en las ruedas forzará a tus frenos a trabajar mucho más duro sólo para mantener la misma distancia de frenado, y las frenadas repetidas los calentarán rápidamente. La conducción se perjudica por la masa extra de las llantas y la lenta respuesta rotativa de la suspensión, lo cual significa que deberás incrementar la tasa de absorción de impactos (y que tu andar sea más duro), o colocar una dirección de tipo camión (lo cual tampoco hará que andar en tu coche sea más agradable).

Las llantas livianas son mejores

Las llantas livianas son mejores por cada una de las razones que las llantas pesadas son peores. Una llanta liviana no sólo reduce el esfuerzo sobre los frenos, sino que también mejora la respuesta y precisión de la suspensión. Aunque las llantas ligeras son las favoritas entre los fanáticos del desempeño, también pueden aportar comodidad al andar. Usar llantas ligeras te permitirá absorber golpes ligeros, lo que resulta en un andar más suave mientras que conservas las mismas características a la hora de conducir. Esta es la principal razón por la cual las llantas ligeras son tan populares entre los corredores de rally, que en general necesitan de una suspensión suave para lidiar con los violentos saltos y golpes, pero a la vez, necesitan de una suspensión que les responda para mantener la tracción en las curvas.

Los diseños y acabados importan

Escoger una llanta sólo por como luce tiene el mismo sentido que elegir un coche sólo por su aspecto. Los entusiastas de Modern Dub tienden a preferir los estilos de ruedas cerradas o casi serradas, principalmente para ocultar sus ridículamente pequeños frenos, uno podría pensar. Sin embargo, los mismos diseños cerrados que esconden los pequeños discos de frenos, también tienen efectos secundarios peligrosos en la forma de retención del calor. El calor se transfiere de tres maneras: por convección (a través del movimiento del aire), por conducción (por contacto) y por radiación. ¿Alguna vez te preguntaste por qué las llantas de fábrica son negras a ambos lados? Es porque el negro absorbe la energía radiante (infrarroja) y la transfiere a la rueda, mientras que el blanco, el plateado y el cromado reflejan el calor hacia los frenos. Usar llantas cerradas y brillantes y frenos pequeños es una receta perfecta para sobrecalentar los frenos y hacer que fallen.

Las llantas forjadas son más económicas en el largo plazo

Los compradores de llantas opcionales típicamente adquieren ruedas de mayor diámetro e instalan neumáticos de bajo perfil. Aunque los neumáticos profesionales ajustan la respuesta a la conducción (a expensas de tracción para acelerar), también aumentan las posibilidades de daños en la llanta. Los fabricantes hacen llantas fundidas vertiendo aluminio en un molde y luego retirando las rebarbas con una máquina, este proceso puede lograr llantas atractivas, pero que también son mucho más débiles a nivel molecular. Las llantas forjadas comienzan como metal frío o caliente, el cual se forja con un par de dados en una prensa gigante. Las llantas forjadas cuestan de un 50 a un 100% más que las llantas fundidas, pero su mayor límite elástico las hace más resistentes al daño. Daña una de tus ruedas, y verás tu ahorro en costo reducirse en un 25%. Y eso asumiendo que aún hagan las ruedas que necesitas dentro de cinco o diez años. Eventualmente, deberás reemplazar el juego completo, y terminarás gastando más que si hubieras comprado llantas forjadas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles