Pasatiempos

Cómo coser zapatos de duende

Escrito por rochelle leggett | Traducido por maría florencia lavorato
Cómo coser zapatos de duende

Los duendes a menudo son retratados con zapatos fantasiosos.

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

Los trajes de duende se observan con frecuencia durante la temporada de Navidad, y es posible que desees tu propio traje de duende para muchos propósitos. Sin embargo, los duendes de Navidad tienen aspectos específicos y tradicionales para su confección. Los zapatos en un traje de duende podrían ser difíciles de coser, ya que a menudo tienen las puntas estiradas o dobladas. Una de las maneras más fáciles de hacer zapatos de duende es crear portadas que van encima de los zapatos reales de modo que no tengas que hacer una suela.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Papel
  • Lápiz
  • Regla
  • Tijeras
  • Bolígrafo
  • Tela
  • Alfileres
  • Aguja
  • Hilo
  • 2 tallos de chenilla
  • Elástico
  • Campanas
  • Bateo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la longitud de tu pie, la longitud y la circunferencia de tu tobillo y anota los datos. Lo mejor es tomar estas medidas con los pies apoyados en el suelo.

  2. 2

    Dibuja una línea diagonal a través de una hoja de papel rectangular y corta a lo largo de la diagonal para crear dos triángulos. Si tienes los pies grandes, necesitarás un pedazo grande de papel, y si tienes los pies pequeños, necesitarás un pedazo pequeño de papel. Selecciona una de las mitades triangulares para utilizar como patrón. Este triángulo debe tener la longitud máxima de tu pie más algún extra para el dedo curvado.

  3. 3

    Coloca el triángulo frente a ti con el lado más largo en la parte inferior de la superficie de trabajo. Hay otros dos lados, uno muy corto y uno más largo. El lado más largo, frente a la parte inferior de la superficie de trabajo, es la parte inferior de la cubierta del zapato. El lado ligeramente más largo es la parte superior de la cubierta del zapato. El lado más corto es el talón.

  4. 4

    Mide desde la parte inferior del patrón de la cubierta del zapato al lado más corto, con la regla. Marca el punto de la longitud del talón, utilizando las mediciones del principio.

  5. 5

    Corta la esquina opuesta del lado más largo del triángulo, a partir de la marca que has hecho en el talón. La longitud de la esquina cortada debe tener al menos la mitad de la longitud de la circunferencia de tu tobillo con un poco de espacio adicional para la costura. Este rincón se convertirá en el agujero en el que pondrás tu pie.

  6. 6

    Coloca la pieza del patrón junto a tu pie para comprobar si es del tamaño adecuado, luego fija el patrón a la tela. Corta cuatro piezas. Puedes utilizar cualquier tipo de tela, pero la felpilla es una buena opción, ya que viene en muchos colores, no tiene ningún pelusa, se estira y se pega fácilmente.

  7. 7

    Clava dos de las piezas de calzado juntas. Cose una costura a lo largo del lado más corto, que será el talón de los zapatos de duende, y otra costura a lo largo de la diagonal, que será la parte superior de la cubierta del zapato. Repite para el otro zapato.

  8. 8

    Haz el dobladillo en la apertura para el pie y la parte inferior abierta si es necesario. No necesitas hacer el dobladillo a la felpilla. Haz un dobladillo sólo en las telas que se puedan desenredar.

  9. 9

    Cose un tallo de chenille dentro de la costura superior de cada cubierta de zapato. El extremo del tallo debe estar en la misma punta de la puntera del zapato. Cose el dedo del pie de modo que tenga una forma de cono, pero no cosas tanto que te impida poner sobre un zapato.

  10. 10

    Cose una o dos tiras largas de elástico a través del lado inferior abierto de cada cubierta de zapato. Esto mantendrá la tapa en su lugar mientras lo uses.

  11. 11

    Gira la cubierta del zapato del revés, de modo que todas las costuras estén en el interior. Deben lucir más o menos como zapatos muy suaves. Dobla el tallo de chenille para que la punta de los pies se curve.

  12. 12

    Decora los zapatos si lo deseas. Añade puños, bandas, campanas, copos de nieve o cualquier otra decoración caprichosa o temática de Navidad. Llena la punta del zapato con bateo. Pégalo para evitar que se caiga si es necesario.

Consejos y advertencias

  • Si los dedos no son lo suficientemente largos o rizados para tu gusto, enrolla un cono de fieltro con un interior de alambre, pégalo para sostener, luego pega o cose la puntera del zapato. Dobla el alambre para rizar el dedo del pie.
  • Estas cubiertas son más efectivas sobre zapatos que no tienen mucho volumen. Las zapatillas deportivas, por ejemplo, son muy voluminosas. Las sandalias, chanclas o zapatos sin cordones son buenas opciones.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media