DESCUBRIR
×

Crea la cabecera de tu cama

Polygon Realty Limited/Creative Commons

Introducción

Las cabeceras son un elemento que protege nuestra cabeza contra los muros. Actualmente, hay muchos estilos y materiales que permiten que esta sea un objeto protagónico. La madera, los textiles y el metal son los principales elementos con los que se crean. Alta o baja, la cabecera debe tener personalidad y ser un elemento que de fuerza al punto focal de la habitación. A continuación te presentamos las tendencias en materiales y diseños para esta.

Mazzali/Creative Commons

Camas ovaladas

Una tendencia es el uso de los diseños ovalados en la cama. Generalmente tienen integrada la cabecera como una prolongación del mueble. Son camas bajas que usan elementos como cojines alargados para sustituir el acolchado de las cabeceras.

Polygon Realty Limited/Creative Commons

Cabeceras alargadas

El uso de cabecera alargada debe abarcar los dos burós. Entre mayor contraste haga con los textiles de la cama, se puede crear un mejor ambiente. Una de las mejores opciones es utilizar los diseños minimalistas o colores sólidos.

Mazzali/Creative Commons

Cabeceras bajas

La tendencia en este momento es el uso de cabeceras bajas. En este tipo de cabecera luce mucho los materiales como la madera o textiles lisos. Es perfecta para ambientes minimalistas o modernos que permitan que el diseño de la cama sea el protagónico.

Jinkazamah/Creative Commons

Muro con diseño

Las cabeceras bajas pueden ser una buena selección, y más si están respaldadas por un diseño de muro. En este caso, vemos la integración del ancho de la cama al de la pared de madera. Esto permite dar mayor protagonismo, ya que visualmente la cama es resguardada por tres capas: la cabecera, el muro de madera y el muro de la habitación.

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Cabeceras altas

Otra opción en el diseño son las cabeceras altas y tapizadas. Existen unas que tienen una altura de más de 2 metros, así que no tengas miedo de utilizarlas --sólo recuerda contar con un espacio amplio y de preferencia con una buena altura. Los colores neutros y claros son idóneos para no sentir tanta carga visual en la cabecera.

Polygon Homes/Creative Commons

Muro acolchado

Un elegante diseño de muro puede ser la solución para crear una cabecera sofisticada. El uso de un textil de buena calidad y un buen trabajo de tapicería son los medios para crear esta elegante idea. Refuerza con una luz puntual sobre ella (iluminación superior) y crea una amplitud visual por medio del uso de espejos alargados en los laterales.

MyWallArt/Creative Commons

Muros de tres dimensiones

La evolución del papel tapiz ha permitido crear papeles tridimensionales. Este tipo de concepto es ideal si se apoya con paneles en los muros. Al integrarlos se crean paredes con volumen y textura, por lo que es una opción ideal para crear una cabecera.

Mazzali/Creative Commons

Al natural

La sencillez y simplicidad son características vigentes de habitaciones modernas. Cabeceras de madera al natural son una opción que brinda sensaciones de tranquilidad y armonía. Busca la diversidad de tonos y evita diseños muy cargados y gruesos.

Lucas for Luxury/Creative Commons

Espacios iluminados

Otra forma de sustituir la cabecera es por medio de la creación de espacios dentro del muro donde está colocada la cama. Esto permite colocar objetos interesantes apoyados con iluminación que le da fuerza al respaldo de la cama.

Mazzali/Creative Commons

Dosel

La opción más romántica para espacios muy amplios es el dosel. Actualmente, sus diseños son más limpios y lineales sin tanto decorado. Te permite lograr mayor intimidad y elegancia.

Country Kitty/Creative Commons

Rústico

Lo rústico, que consiste en madera laqueada o desgastada, es una opción para crear un nuevo ambiente. Integra una cabecera sencilla en tonalidades neutras con objetos en la parte superior de esta. Busca piezas de la naturaleza como palos de madera o retazos de tablas. Crearás un diseño armónico, hogareño y sutil.

Getty Images
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Con funcionalidad

Para los espacios pequeños, el diseño de una cabecera que a la vez sea un espacio de almacenamiento es una muy buena solución. Generalmente se diseñan a todo lo ancho del muro, pero es decisión propia. Este tipo de cabecera cumple tres funciones: dar resguardo, ser un espacio de almacenamiento y una área de exhibición en la parte alta.

Kosmo Hotels/Creative Commons

Iluminación sutil

Finalmente, un buen tip es instalar un sistema de iluminación detrás de la cabecera. Esto crea sombras dándole volumen y brillo al elemento --brindando magia y sofisticación a tu recámara.