Cómo crear un ecosistema en miniatura

Escrito por susan berg | Traducido por contributing writer

Un terrario es un ejemplo de un ecosistema en miniatura que es bastante simple de construir usando materiales que se consiguen fácilmente. Se lo puede usar como una herramienta educativa para explicar qué materiales se requieren para hacer un ecosistema auto sostenible. Además, dependiendo de los materiales que uses, un terrario puede ser también un elemento decorativo para el hogar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un contenedor de vidrio con tapa
  • Un poco de piedritas
  • Un poco de carbón activado
  • Un poco de tierra abonada
  • Variedades de plantas en miniatura
  • Un poco de agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consigue un contenedor de vidrio que tenga una tapa que encaje. Puedes conseguirlos en muchas casas de artesanías o de arreglos para el hogar. La mayoría son rectangulares, pero no es necesario que lo sean. Busca un contenedor con una apertura ancha, esto hará que los materiales y las plantas se puedan poner con mayor facilidad.

  2. 2

    Elige plantas para tu ecosistema en miniatura. Las plantas en miniatura son las mejores para esto y puedes conseguirlas en algún centro de jardinería del lugar, o puedes comprarlas en Internet.

  3. 3

    Pon una capa de piedritas en la base del contenedor; esta capa permitirá que el agua filtre/drene en tu ecosistema. Esta capa debe tener cerca de media o una pulgada de profundidad.

  4. 4

    Pon una capa de carbón activado arriba de las piedritas. Esto ayudará a la aireación en el ecosistema en miniatura. Esta capa debe ser de al menos un cuarto de pulgada de gruesa. Puedes encontrar carbón activado en las tiendas de mascotas, en la sección de acuarios.

  5. 5

    Agrega una capa de tierra abonada arriba del carbón activado. Si decides hacer un ecosistema de desierto en miniatura, usa tierra abonada especial para plantas suculentas. La capa del suelo debe ser de una o dos pulgadas de gruesa. La cantidad que uses dependerá del largo de las raíces de tus plantas.

  6. 6

    Escoge el mejor lugar para las plantas dentro del ecosistema.

  7. 7

    Cava un agujero pequeño en el suelo para cada planta. Remueve cada planta de su maceta, soltando con suavidad la raíz y poniendo cada planta en el agujero hecho.

  8. 8

    Después de plantar, riega el suelo con cuidado.

  9. 9

    Pon la tapa en el contenedor de vidrio, y coloca el ecosistema en miniatura en un lugar que reciba mucha luz solar. Aunque pueda que el ecosistema no requiera agua adicional, asegúrate de cuidar la salud de las plantas y agrega agua cuando sea necesario. También, si se forma mucha condensación, remueve la tapa por un corto tiempo para permitir que el ecosistema se seque.

Consejos y advertencias

  • Lo más importante a tener en cuenta cuando elijas las plantas son sus requerimientos: debes elegir plantas que necesiten la misma cantidad de agua y/o luz solar. No mezcles el ecosistema con plantas del desierto y plantas tropicales.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media