Cómo crear un fuerte argumento inductivo

Escrito por kevin johnston Google | Traducido por valeria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo crear un fuerte argumento inductivo
El razonamiento inductivo es un tipo de pensamiento que lleva a conclusiones probables. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

El razonamiento inductivo extrae conclusiones basadas en unos pocos ejemplos. Esto lleva a conclusiones que son probablemente verdaderas, pero no pueden ser probadas definitivamente. Un ejemplo es el ejercicio del barril de manzanas. Si seleccionas cinco manzanas y todas están podridas, puedes concluir que la mayoría o todas las manzanas en el barril están podridas. Tu conclusión podría ser impugnada, pero hay maneras de crear argumentos inductivos, más fuertes y más convincentes, así como más precisos.

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Elige una muestra tan grande como sea práctico. Al examinar la evidencia, debes determinar cuándo tienes suficientes ejemplos. Tocar la guitarra de un fabricante puede mostrar que la guitarra tiene sonido de mala calidad, pero tendrías que probar unas cuantas guitarras más para concluir que el fabricante produce guitarras de mala calidad. Fortalece tus argumentos inductivos utilizando un grupo tan grande de ejemplos de muestra como puedas, dentro de las limitaciones de tiempo, antes de sacar conclusiones.

  2. 2

    Identifica posibles excepciones a tu argumento. El razonamiento inductivo conduce a conclusiones probables, pero no a pruebas irrefutables. Puedes fortalecer tus argumentos inductivos para reconocer posibles excepciones a tus conclusiones, pero enfócate en la probabilidad de que estás en lo correcto. Por ejemplo: La mayoría de asistentes médicos son mujeres. Alexis es un asistente médico. Simplemente no puedes concluir que Alexis es femenino. Debes reconocer que estás haciendo una suposición. Esto refuerza tu argumento para los oyentes porque has tomado a una de sus probables objeciones a tu línea de razonamiento.

  3. 3

    Utiliza muestras aleatorias. Si sólo observas ejemplos de un área geográfica, demografía u otra agrupación limitadas, tus conclusiones no estarán tomando en cuenta circunstancias inusuales. Una persona sentada en un restaurante observando peatones heridos cojeando en muletas podría concluir que el tráfico es peligroso en esa ciudad antes de darse cuenta que está al lado de un centro de atención ambulatoria. Haz tus muestras tan diversas como sea posible, extraídas al azar del grupo de muestra.

  4. 4

    Cuestiona tus analogías. Una analogía supone que algo es cierto porque dos muestras son similares. Ejemplo: Alberto es alto e inteligente. Santiago es alto, por lo cual debe de ser inteligente. Esta conclusión no está garantizada y se basa en una analogía; debido a que Alberto y Santiago comparten una similitud, comparten también otras. Las analogías pueden destruir tu credibilidad si saltan a conclusiones basadas en la mera similitud. Evita analogías tanto como sea posible y utilízalas sólo como lugares de partida para una pregunta, no como un medio para una conclusión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles