Cómo crear líneas rectas y nítidas con pintura en las paredes

Escrito por kathryn hatter | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo crear líneas rectas y nítidas con pintura en las paredes
Con una planificación cuidadosa y algunos trucos recomendados por los profesionales, lograrás líneas rectas perfectas. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Si quieres pintar una pared con más de un color, debes aprender la técnica adecuada para conseguir bordes, líneas y divisiones perfectas. Debido al contraste de color, atraerás más la atención a tu pared si decides usar dos o más colores, así que lo mejor es que trates de lograr líneas nítidas y de acabado profesional. Con la técnica básica y una mano firme, obtendrás líneas perfectas en tus paredes, no importa si corren en forma horizontal, vertical o incluso diagonal.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lona o lienzo
  • Pintura látex de 2 o más colores
  • Bandejas para pintura
  • Brocha plana y angulada de 2 pulgadas (5 cm)
  • Rodillo
  • Cinta métrica
  • Nivel
  • Lápiz
  • Cinta de pintor
  • Espátula

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca una lona o lienzo amplio en el suelo, debajo de las paredes que se pintarán, para protegerlas de salpicaduras y derrames.

  2. 2

    Vierte pintura de un color en una bandeja. Este puede ser el color principal si es que vas pintar rayas o puede ser el color una pared en particular, si es que vas aplicar colores sólidos y diferentes entre si en paredes adyacentes. Recuerda que debes aplicar este color primero en la zona donde pienses crear líneas.

  3. 3

    Carga la brocha angulada y pinta todos los bordes perimetrales hasta donde la pared se interrumpe. Carga el rodillo y rellena el área del centro. Deja que la pintura seque por completo.

  4. 4

    Si es necesario, aplica una segunda capa de pintura utilizando el mismo procedimiento. Deja que la segunda capa seque por lo menos 24 horas antes de proceder con el siguiente paso.

  5. 5

    Marca la línea con una cinta métrica, un nivel y un lápiz, si es que quieres que recorra la parte media de la pared. Haz pequeñas marcas de lápiz a lo largo de toda la línea para que se te facilite aplicar la cinta de pintor. Si quieres hacer una línea a lo largo de una esquina donde se unen dos paredes, no es necesario marcar ni hacer mediciones.

  6. 6

    Pega la cinta de pintor a lo largo de la línea marcada. No olvides que la cinta va directamente sobre el color que acabas de aplicar. Presiona el borde de la cinta y asegúrala con una espátula para crear un sello lo más hermético que sea posible.

  7. 7

    Pinta a lo largo del borde de la cinta usando de nuevo el primer color de pintura. Aunque este no es color que quieres que luzca del otro lado de tu línea, aplicar esta primera capa de color base sirve para sellar la cinta, además de que te asegura de que si en algún momento la pintura se escurre, no se notará ya que será del mismo color que la que está debajo. Deja secar el área por completo antes de continuar.

  8. 8

    Vierte el segundo color en otra bandeja. Carga la brocha y pinta a lo largo de la cinta de pintor directamente encima del color base. Trabaja toda la pared con la brocha y el rodillo siguiendo tu plan. Deja que la pintura seque por completo.

  9. 9

    Tira de la cinta una vez que seque la pintura. La línea debería ser nítida y perfectamente recta. .

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles