Cómo crear mis propios patines personalizados

Escrito por michael jones | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo crear mis propios patines personalizados
Personalizar tus patines es una forma de crear un producto que refleje tu personalidad y tus preferencias. (Creatas/Creatas/Getty Images)

Un patín básico consiste de un marco, agujetas, dos carritos, cuatro ruedas y cojinetes para rueda. Todas estas partes se pueden personalizar y algunas tiendas de patines y los fabricantes brindan servicios de personalización. Si estás comprando tu primer par de patines y deseas personalizarlos es posible que no surjan de cualquier otra cosa que no sea la creatividad pero, para muchos patinadores avanzados, el tamaño de las ruedas, el ángulo del marco y la velocidad de los soportes ofrecen ventajas y desventajas para los distintos estilos de patinaje. Si quieres personalizar tus patines en cuanto los compres o si quieres comprar todas las partes por separado y después instalarlas, sigue estos pasos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona un botín para tus patines. Esta es la parte del zapato del patín y es una de las piezas más importantes. Los estilos de los botines de los patines son de corte alto y de corte bajo. Los botines de corte alto generalmente los usan los patinadores y los botines de corte bajo generalmente los usan los patinadores de velocidad.

  2. 2

    Selecciona un juego de placas para los patines. La mayoría de las placas para patines son iguales y si estás usando un servicio de personalización, es probable que se puedan ajustar un par de placas en tu botín. La placa es la parte metálica que está unida a la parte inferior del botín. Asegura los orificios a la placa alineada en el botín para que se pegue de forma adecuada.

  3. 3

    Elige un juego de ruedas para tus patines. Las ruedas se pueden diseñar para patinaje en interiores y en exteriores y tienen más especificacines para el ancho, el diámetro y la dureza. La dureza de las ruedas de los patines se expresa a una escala de uretano (aka a la escala "A") que ronda de 70A a 103A. Una rueda con una dureza de 100A se considera como dura ya que está hecha de porcelana hundida. Si planeas usar tus patines para una pista en interiores, entonces el ancho y la dureza de las ruedas funcionarán mejor. Las ruedas para exteriores son más suaves y están hechas para contrarrestar todas las piedritas, topes y rajaduras por las que pasan los patines.

  4. 4

    Selecciona un juego de carritos para tus patines. Los carritos son las dos barras metálicas que están unidas a la placa del patín y sujeta las ruedas en su lugar. Son casi lo mismo pero varían en color, tamaño y peso. Los carritos pesados son mejores para uso en exteriores y los carritos ligeros y delgados son mejores para el patinaje a velocidad en interiores. El factor más importante es que los carritos tienen los orificios adecuados para alinearlos con los orificios de la placa de tu patín.

  5. 5

    Elige un juego de soportes para tus patines. Los soportes de la rueda son los cilindros pequeños que se encuentran en el centro de la rueda que permite que las ruedas se asienten en los carritos. Muchos juegos de ruedas vienen con un juego de enlace de soportes pero estos se mueven fácilmente del lugar y se pueden cambiar. Existen dos soportes en cada rueda y éstos determinan la suavidad con la que giran tus ruedas. Distintas marcas prometen distintas características como un desplazamiento rápido o lento para que elijas los soportes de acuerdo con tus necesidades.

  6. 6

    Selecciona un juego de agujetas para tus patines. Es importante que amarres muy bien el botín antes de que te vayas a patinar. Si estás usando un servicio de personalización por medio de una tienda deportiva, ya puedes revisar o guardar tu diseño y comprarlos después. La tienda te reunirá todas las piezas. Si compraste las partes por separado, tendrás que construir tu patín.

  7. 7

    Para construir el patín, une el botín a la placa del patín. Este es el paso más importante en la construcción de tu patín. La placa y el botín tienen orificios previamente taladrados para una fácil instalación. Los tornillos deben venir con tu placa pero si no es así, lleva la placa a tu ferretería local y compra los tornillos que encajen con los orificios. Une la placa con un destornillador. Cuando instales la placa, te darás cuenta de que hay algunos orificios en el botín como opciones de instalación. Para las superficies suaves, las placas se colocan en frente del botín. Las superficies más duras requieren que las placas se asienten más en la parte media del botín.

  8. 8

    Une los carritos a las placas de tu patín. Los carritos tienen orificios que se pueden alinear con las placas y se atornillan juntos con un destornillador. Algunos juegos de carritos usan un sistema de pernos, en cuyo caso necesitarás una pinza en lugar de un destornillador.

  9. 9

    Inserta los soportes de las ruedas en éstas. Pasa el soporte hacia la abertura a ambos lados del centro de la rueda. Puedes insertar los soportes con tus manos y presiona un poco. Pon la rueda en el piso en caso de que necesites de un poco de palanca.

  10. 10

    Separa las ruedas hacia las puntas de los carritos.

  11. 11

    Usa un perno y la pinza para sujetar la rueda en su lugar. No lo sujetes demasiado ya que la rueda no podrá girar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles