Cómo crear tu propios híbridos de tomate

Escrito por amma marfo | Traducido por pattricia patino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo crear tu propios híbridos de tomate
Los tomates cosechados en casa son a menudo más sabrosos que los comprados en la tienda. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

Cultivar tus propios tomates te permite combinar tus dos variedades de tomate favoritas en una sola. Los tomates que decides mezclar deben ser tomates de cepa original, no híbridos, para obtener resultados repetibles. Debido a que las variedades de la herencia pueden ser muy amplias en color, tamaño, sabor, velocidad de la madurez y tamaño de la planta, puedes experimentar con ellos para crear tus propios tomates y ver qué tipo puedes hacer crecer al año siguiente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pequeñas bolsas de plástico
  • Alambres para amarrar
  • Pinzas
  • Cuchillo
  • Colador
  • Plato de papel
  • Sobre
  • Lápiz

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona dos plantas progenitoras de las distintas variedades de tomates que estés cultivando en el momento. Lo ideal sería que ambos progenitores sean plantas maduras y sanas que transmitan las características que deseas al híbrido de tomate, como por ejemplo coloración, cantidad de semillas, tamaño del tomate, textura de la piel, resistencia a las enfermedades o plantas más pequeñas.

  2. 2

    Envuelve una bolsa pequeña en torno a una flor de cada planta de tomate antes de que estas abran. Sujeta la bolsa con una tira de alambre alrededor del tronco para mantener la bolsa en su lugar. Retira las bolsas una vez que las flores abran.

  3. 3

    Mira en el interior de la flor de la planta y nota las múltiples anteras que llevan plataformas de polen. Coge la base de una antera con un par de pinzas y arráncala cuidadosamente de la flor.

  4. 4

    Trae la antera al centro de la flor de tu otra planta. Frota la punta cubierta de polen de la antera sobre el extremo del pistilo del único estigma dentro de la flor. Vuelve a colocar la bolsa de plástico cubriendo esta flor.

  5. 5

    Tan pronto la flor cierre retira la bolsa unos días después de que los pétalos se hayan caído. Mantén la tira de alambre en el tallo para marcar el cultivo. Permite que el fruto crezca y madure en el tallo.

  6. 6

    Corta el tomate y ábrelo en un colador de malla de alambre. Exprime la pulpa del tomate en el colador. Enjuaga las semillas separándolas de la pasta hasta que todo lo que quede sean las semillas.

  7. 7

    Extiende las semillas sobre un plato de papel formando una sola capa que seque durante una o dos semanas. Pon las semillas en un sobre y etiquétalo con el año y los dos tipos de tomates utilizados para formar el híbrido. Almacena tus semillas secas en un lugar fresco y seco hasta que estés listo para plantarlas.

Consejos y advertencias

  • Si planeas hacer varios híbridos de tomate, asegúrate de mantener las semillas secas separadas para evitar mezclarlas por error.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles