DESCUBRIR
×

Cómo crear un sauna en tu bañera

Actualizado 18 julio, 2017

Los saunas se han utilizado por siglos con propósitos terapéuticos. Pueden mejorar la circulación y ofrecen alivio al dolor muscular y relajación. La mayoría de las personas va a al gimnasio o aun spa saludable para estar en un sauna, pero tú puedes crear tu propio sauna en tu casa sin costos ni salidas.

Instrucciones

Bucket with water and a scoop in a sauna image by Georgiy Pashin from Fotolia.com
  1. Elige el baño más pequeño que haya en tu casa. Esto hará que el calor y el vapor se genere de forma más rápida que en un baño más grande.

  2. Toma una toalla limpia para aseo y sumérgela en agua fría. Mantenla a mano en caso de que te acalores demasiado y necesites enfriarte.

  3. Cierra las puertas y usa toallas para bloquear los lugares por donde podría filtrarse o ingresar aire.

  4. Conecta el desagüe de tu bañera y deja que corra agua caliente. El grifo deberá estar girado los más a la izquierda posible para obtener agua extremadamente caliente.

  5. Cierra la cortina de ducha mientras el agua esté corriendo. Esto hará que se desarrolle más calor y vapor convirtiendo tu tina en una atmósfera similar a la de un sauna.

  6. Siéntate al costado de la tina y experimenta el calor después de que la misma se halla llenado. Corre la cortina e inclínate sobre la bañera por 15 a 20 minutos. Toma una toalla de aseo fría y limpia el sudor de tu piel para ayudar a enfriarte.

  7. Drena el agua de la bañera y enjuágate con agua fría en tu ducha después de haber bajado la temperatura de tu cuerpo.

Advertencias

  • Ten cuidado de no quemar tu piel con el agua caliente corriendo.
  • Si sientes mareos, sal del baño inmediatamente y bebe agua fría.