DESCUBRIR
×

Cómo crear volumen con una plancha alisadora

Actualizado 23 marzo, 2017

¿Por qué tienes esa cara larga? Oh, no es tu cara, es tu pelo liso que te hace parecer triste. Si tu pelo ha perdido su coraje, puedes usar una plancha alisadora para avivarlo. ¿Qué? ¿No hacen las planchas alisadoras que tu pelo esté, bueno, liso? Sí, pueden hacer que tu pelo sea más plano que una tabla de planchar, pero también puedes usarla para levantar un poco las raíces. ¿Cansada de mirar tus mechones tristes? ¡Toma una plancha alisadora y aumenta el volumen!

Instrucciones

(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)
  1. Cepilla todo tu pelo con un cepillo o un peine. Así quitarás cualquier enredo y le darás al pelo algo de brillo.

  2. Aplica una pequeña cantidad de protector para el calor a tus manos. Frota las palmas y pasa el producto por tu pelo, concentrándote en las raíces.

  3. Enchufa tu plancha alisadora y enciéndela. Dale tiempo suficiente para calentarse.

  4. Toma una sección de pelo de la coronilla. Coloca la plancha alisadora tan cerca de las raíces como puedas sin quemar el cuero cabelludo. Cierra la plancha sobre la sección de pelo y sube directamente. Si quieres alisar todo tu pelo, súbelo y alisa. Si quieres darle volumen, simplemente sube por 2 o 3 pulgadas (5 o 7.5 cm) de pelo y suelta.

  5. Continúa añadiendo volumen a tus raíces de esta forma hasta que estés satisfecha con el aspecto de tu pelo. Rocía las raíces con un poco de laca y peina como quieras.

Necesitarás

  • Un cepillo o un peine.
  • Producto protector para el calor.
  • Plancha alisadora.
  • Laca.