Creencias del matrimonio en la religión menonita

Escrito por chad stetson | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Creencias del matrimonio en la religión menonita
Para los menonitas, el matrimonio es un pacto ante Dios. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Al igual que muchos grupos cristianos conservadores, los menonitas sostienen que el matrimonio es un compromiso sagrado y de por vida entre un hombre y una mujer. La mayoría de los menonitas creen que el matrimonio fue instituido al principio de la raza humana como una parte del plan de Dios para la humanidad, y que la naturaleza humana está diseñada de tal manera que un hombre y una mujer pueden realizar su completa satisfacción y felicidad cuando se casan. Muchos menonitas creen que el matrimonio es la más íntima de todas las relaciones humanas.

Otras personas están leyendo

La santidad del matrimonio

De acuerdo con los menonitas, de los casados ​​se espera que se separen de sus padres y vivan juntos como una entidad social separada hasta la muerte. El divorcio no es recomendable y en algunas comunidades menonitas las personas que se han divorciado son castigadas, excepto en los casos en que ha habido abuso físico prolongado. Al final, se supone que un matrimonio está instituido por Dios y, por lo tanto, es una institución santa y sagrada.

Los roles de género dentro de un matrimonio

La religión menonita establece que los hombres y las mujeres tienen la misma importancia, aunque sigue siendo una sociedad patriarcal en gran medida. Se dice que los hombres son los jefes de sus hogares, mientras que de las mujeres se espera que sean sumisas ante sus maridos. El papel de la mujer es servir a su esposo y criar a sus hijos, mientras que los hombres pueden convertirse en líderes de la iglesia y la comunidad. Las mujeres solteras están para prestar ayuda a sus padres hasta que se casen.

Arreglos matrimoniales

Aunque los matrimonios menonitas no son arreglados, todavía se busca la aprobación entre las familias. Esta aprobación se suele recibir ya sea con una casamentera o con funcionario de la iglesia actuando como mediador. La extensión de los acuerdos varía entre los diferentes grupos, aunque un mayor número de familias conservadoras juegan un papel importante en decidir las condiciones de un matrimonio. De todos modos, incluso en las sociedades más liberales, los acuerdos informales de matrimonio todavía se hacen y las parejas aún buscan la aprobación de sus familias. Una constante entre los diversos grupos menonitas es la creencia de que el matrimonio debe ser tomado en serio como un compromiso sagrado ante Dios.

El divorcio y los matrimonios interreligiosos

Históricamente, el divorcio ha sido desalentado en la fe menonita, excepto en los casos de violencia conyugal. Las iglesias menonitas más conservadores han castigado a las parejas que se divorcian. En los últimos años, las reglas sobre el matrimonio y el divorcio se han relajado un poco a medida que la población menonita se ha vuelto más citadina e integrada a la cultura imperante. Casarse fuera de la fe menonita todavía está en gran medida prohibido y puede significar que una persona sea excomulgada de la iglesia. La excomunión, por lo general, significa ser aislado de la comunidad, de la iglesia e incluso de la propia familia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles