Crema casera para la artritis

Escrito por jane peterson | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Crema casera para la artritis
Crema casera para la artritis. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Un tipo de crema casera para la artritis utiliza los ingredientes activos de aceite de girasol, aceite de árnica y aceite de jengibre para proporcionar alivio al dolor y a la inflamación. Con la adición del extracto de semilla de pomelo como conservante, esta crema puede durar hasta seis meses. Utiliza la crema con moderación para el alivio del dolor en las articulaciones.

Otras personas están leyendo

Materiales

Necesitarás una pequeña balanza para medir los ingredientes, una cacerola para el baño María, un batidor o batidora y un recipiente de vidrio con una tapa segura. Algunos de los siguientes ingredientes en la crema (extracto de pomelo, aceites y ceras) no están disponibles en las tiendas, pero se pueden comprar a través de un proveedor de Internet.

El aceite de girasol contiene cantidades altas de vitamina E, ácido oleico y algunos ácidos grasos insaturados. Estos componentes del aceite, especialmente la vitamina E, tienen fuertes efectos antiinflamatorios que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la artritis. Comprar un expulsor orgánico presiona el aceite de girasol para asegurar que tu aceite es puro y contiene ingredientes de calidad.

La cera de abejas o cera emulsionante vegetal proporciona una textura cremosa y ayuda a mezclar los ingredientes de aceite y agua.

El jengibre y los aceites de árnica tienen unas fuertes propiedades antiinflamatorias y de calentamiento que pueden ayudar a disminuir el dolor y la inflamación asociadas con la artritis. Compra aceite esencial de jengibre de grado terapéutico para tu receta. No debes utilizar aceite de árnica puro en esta receta. Usa aceite de árnica que haya sido diluido en una base de aceite de oliva.

El extracto de semilla de pomelo es un conservante natural que alargará la vida de tu crema para la artritis y el agua destilada crea una textura suave y cremosa.

Hacer la crema

En una cacerola para el baño María, combina dos onzas (56,70 gramos) de aceite de girasol y media onza (14,17 gramos) de cera o cera emulsionante vegetal a fuego lento. Cuando las ceras se hayan derretido, mezcla los ingredientes y quítalos del calor. Utiliza una batidora o batidor para mezclar los ingredientes mientras agregas una onza de agua destilada (28,35 gramos). Sigue mezclando o batiendo la mezcla hasta que la crema empiece a enfriar y luego agrega seis gotas de aceite de árnica, seis gotas de aceite de jengibre y una cucharadita de extracto de semilla de pomelo. Continúa mezclando o batiendo los ingredientes hasta que se incorporen plenamente en la crema y ésta se haya enfriado. Coloca la crema en un recipiente de vidrio con una tapa segura y guárdala en un lugar fresco y oscuro hasta seis meses.

Precauciones

No utilices nunca árnica sobre piel lesionada. Mantén esta crema casera para la artritis fuera del alcance de los niños ya que la árnica puede ser tóxica si se ingiere internamente. El jengibre y la árnica pueden causar reacciones en personas con piel sensible. Si tienes la piel sensible, realiza una prueba de parche de piel con la crema antes de usarla en áreas más grandes. Habla siempre con un médico si estás tomando algún medicamento recetado o tienes algún tipo de enfermedad médica antes de usar árnica en tu piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles