Crema de limpieza natural casera a base de avena

Escrito por traci joy Google | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Crema de limpieza natural casera a base de avena
Puedes usar la avena como un producto de limpieza facial. (facial mask image by sasha from Fotolia.com)

Con la abundancia de productos químicos que enfrentamos a diario, desde la contaminación del aire hasta los pesticidas en nuestros alimentos, muchas personas se vuelcan a los productos naturales con el objeto de mantener su salud. Esto también se aplica a los productos del cuidado de la piel. Muchos artículos de limpieza facial contienen ingredientes abrasivos que pueden causar reacciones en pieles sensibles. Puedes encontrar un producto de limpieza natural de tu rostro tan cerca como en tu cocina.

Otras personas están leyendo

Por qué funciona la avena

La avena es uno de los mejores ingredientes faciales para el cuidado de la piel, especialmente si tu piel es sensible o tienes algún tipo de dermatitis o de eczema. Los beneficios de la avena sobre tu piel proviene de compuestos de la avena llamados avenantramidas. Según un estudio publicado en el ejemplar de 2008 de los Archivos de Investigación Dermatológica, las aveanantramidas de la avena ayudan a calmar y aliviar diversos tipos de irritación e inflamación de la piel. La publicación de febrero de 2007 del periódico de drogas en dermatología informal que la avena también contiene productos químicos llamados saponinas, que son responsables de sus propiedades de limpieza, puesto que tienen características de "hacer espuma", según la Cornell University. Son estas características espumosas las que ayudan a quitar el aceite y la suciedad de la piel.

Cómo preparar un producto de limpieza casero

Asegúrate de contar con el tipo correcto de avena: los viejos copos de avena. La avena instantánea ha sido objeto de mucho procesamiento y puede carecer de algunos de los nutrientes que pueden calmar y limpiar tu rostro. Puedes usar la avena tal cual es, en su forma de copos y hojuelas, o puedes molerla para preparar tu propia avena coloidal. Para usar la avena entera, simplemente toma 1/2 taza de avena y agrégale la cantidad justa de agua tibia para convertirla en una pasta. Enjuaga tu cara con agua caliente para abrir tus poros. Usando la yema de tus dedos, aplica la avena sobre tu rostro con movimientos circulares. Puedes usar una toalla suave si así lo deseas, pero si usas tus dedos podrás tener una mejor idea de cuánta presión estás aplicando sobre tu piel. Luego de haber lavado tu rostro por completo con el exfoliante de avena, enjuágala bien con agua tibia, y luego sécala con golpecitos. Si quieres que sea además sirva como humectante, agrega una cucharada de miel a la avena y agua y mezcla bien antes de aplicarla a tu cara.

Otra opción es preparar tu propia avena coloidal. Para esto, simplemente mueles la avena hasta conseguir un polvo fino en una procesadora de alimentos o en un molinillo casero. Puedes usar la avena coloidal de la misma manera en que usarías los copos enteros: mézclala con agua hasta formar una pasta y luego agrégale miel si lo deseas. El beneficio de usar la avena entera es que también actúa como exfoliante, ayudando a retirar las células muertas. Sin embargo, la avena molida se absorbe más rápidamente en tu piel, para calmar la piel irritada y luchar contra la inflamación.

Sugerencia

Cuando uses avena como producto de limpieza, puede espesarse, lo que puede resultar un problema al enjuagarla para los sumideros. Coloca un colador en el sumidero para atrapar los trozos más grandes de avena que retiras con agua de tu piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles