Cómo cruzar razas de vegetales y flores

Escrito por ehow contributor | Traducido por antonella iannaccone
Cómo cruzar razas de vegetales y flores

Cuando actúes como las abejas podrás crear tus propios híbridos.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La polinización cruzada con dos plantas diferentes para crear una combinación de características, ha estado sucediendo desde que Gregor Mendel creó el guisante de olor. Si quieres mezclar los colores de tus dos rosas favoritas o tratar de hacer crecer al tomate más grande del mundo, no hay razón para dejar el proceso al azar. Experimenta con tus plantas para crear nuevas versiones de tus flores o vegetales favoritos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Libro de referencia sobre la planta que estás tratando de criar
  • Carpas de jardín
  • Hisopos de algodón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige una especie de planta en tu jardín que desees cambiar y escoge dos plantas de esa especie cuyos rasgos te gusten. El objetivo es aumentar la expresión de los rasgos que te gustan y tratar de eliminar cualquier rasgo indeseable. Las plantas deben ser de la misma especie -dos variedades de pepino, por ejemplo- o no lograrás la cruza.

  2. 2

    Toma un libro de referencia sobre la planta en la que estás interesado, para saber cuál es el tiempo de polinización máximo y cuándo el ejemplar está produciendo polen. Busca diagramas o dibujos de la anatomía de la planta y averigua cuáles son sus órganos masculinos y femeninos, así como si la planta se auto poliniza. Que sea "autógama" significa que no necesita otra planta para producir frutos.

  3. 3

    Si tu planta es capaz de auto polinizase, puedes eliminar o cubrir los órganos receptivos de polen en las flores con el fin de evitar una polinización no deseada. Si la planta no puede auto polinizarse, cubre la planta con una carpa transparente de jardín o una bolsa de papel pequeña. Esto es suficiente para evitar la polinización accidental.

  4. 4

    Transfiere el polen de los estambres de una planta a los carpelo de la otra cuando se produzca el polen. Suavemente recoge el polen en un vaso de papel o de vidrio y aplícalo al carpelo de la otra planta con los hisopos de algodón. Estás actuando como abeja de miel.

  5. 5

    Repite el proceso varias veces durante la época de floración y tu trabajo estará completo. Todo lo que queda por hacer es esperar que los frutos se desarrollen, y que las plantas crezcan de las semillas de los frutos la próxima temporada. En el caso de las flores, recoge las semillas que se desarrollan a partir de las flores para plantarlas el próximo año.

Consejos y advertencias

  • Si procedes a plantar una nueva fruta híbrida, lo mejor es que la vigiles de cerca. Los nuevos híbridos son una apuesta y no es raro que sean enfermizos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media