¿Cuáles fueron las cinco razones para el declive del Imperio Romano?

Escrito por spencer hope davis | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles fueron las cinco razones para el declive del Imperio Romano?
El Imperio Romano fue una vez grandioso, pero cayó a causa de errores en el liderazgo. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

El Imperio Romano en su apogeo fue un imperio de poder político y militar extraordinario. Se inició en el año 27 a.C. con el primer emperador Agustín, cuando se formó el marco con el que el imperio mantendría el poder total. Con el tiempo, fue incapaz de existir y se derrumbó a causa de factores que antes eran considerados como piedras angulares de ese poder. Tomó casi 500 años para que Roma cayera, y ya por el año 476 todo parecía perdido. Para entender cómo cayó el imperio se requiere una revisión de cinco factores clave.

Otras personas están leyendo

Decadencia moral

El Imperio Romano fue conocido por apoyar los placeres del cuerpo a través de la prostitución y la violencia. Los emperadores romanos Calígula y Nerón permitieron que decenas de miles de prostitutas ocuparan Roma sin castigo. Estos emperadores fueron bien conocidos por tener grandes fiestas donde se les permitía a los huéspedes comer y beber hasta quedar embotados y participar en orgías. En el Coliseo, los gladiadores luchaban por deporte y los pobres eran llevados para que lucharan y murieran atacados por leones, sin ninguna otra razón que darles a las multitudes el disfrute de ver sus muertes.

Corrupción política

Al contrario que en una democracia donde la gente vota por sus líderes para el poder, Roma nunca creó un sistema público para decidir cómo se elegirían los emperadores. En su lugar el sistema estaba compuesto por el emperador, el Senado y el ejército del emperador, conocido como guardia pretoriana. Los militares a menudo elegían al nuevo emperador basados en los deseos del que estaba en curso. Con el tiempo, cada trono se vendía al mejor postor, independientemente de su capacidad para dirigir. Esto condujo a una debilidad en el liderazgo y el apoyo de los ciudadanos, lo que llevó a una desconfianza general hacia el gobierno.

Las guerras y los gastos militares

Al principio, el imperio tenía un ejército temible. Entonces, los llamados bárbaros del campo, que se considerarían como los revolucionarios de hoy, comenzaron a atacar a Roma con constantes intentos de derrocarla. El costo de mantener un ejército para luchar estas batallas constantes convirtió a Roma más en un estado de guerra que en un estado social. Los ciudadanos estaban siendo gravados no para protegerlos a ellos mismos, sino para proteger a los emperadores corruptos y políticos ricos, que apenas tributaban o no lo hacían en absoluto.

Economía deficiente y alta inflación

Con el aumento de los impuestos para apoyar las guerras para proteger a Roma y la vida corrupta de los emperadores, las masas de civiles fueron incapaces de sobrevivir. Ya no podían permitirse el lujo de vivir en Roma y comenzaron a salir del estado del imperio para encontrar una vida más barata. Como la mayoría de los militares estaban siendo utilizados para defender al emperador, ya no conquistaban nuevos territorios, y, por lo tanto, no robaban ni traían bienes y oro de regreso al estado. Sin embargo, el oro, aunque escaso, se siguió utilizando. El valor de las monedas, una vez llenas de oro disminuyó, y los civiles no podían pagar el costo de los artículos cuyos precios se elevaron debido a la baja oferta. Esta fue una tormenta perfecta para la inflación y la disminución del valor del mercado.

Falta de protección civil

El golpe final al Imperio Romano se produjo cuando la población civil había disminuido tanto que gran parte de lo que quedaba en la ciudad eran los militares restantes, los políticos y el emperador. Los militares estaban encargados de proteger al emperador, pero ya no se les pagaba regularmente para hacerlo. De este modo, los militares también comenzaron a dejar la ciudad. El término "el emperador está desnudo" es importante aquí. Un emperador sin nadie para dirigir, sin nadie para llevar a cabo sus deseos políticos y sin nadie para protegerlo era sin duda un emperador sin nada. La caída fue completa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles