¿Cuáles son algunos buenos usos del níquel?

Escrito por john brennan | Traducido por sofía bottinelli
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son algunos buenos usos del níquel?
El níquel es mejor conocido por su uso en las monedas, pero tiene muchos otros usos. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Cuando piensas en el níquel, la primera cosa que probablemente venga a la mente es una moneda de cinco centavos. En efecto, el níquel ha sido utilizado en monedas en las naciones de todo el planeta. Sin embargo, el níquel desempeña un papel fundamental en multitud de aplicaciones industriales que no tienen nada que ver con las monedas.

Otras personas están leyendo

Catalizadores

Al igual que muchos otros metales de transición, el níquel puede servir como un catalizador para una variedad de reacciones. El catalizador de níquel más famoso es el níquel Raney, una preparación finamente dispersada producida por el tratamiento de una aleación de níquel-aluminio con hidróxido de sodio. El níquel Raney cataliza la adición de hidrógeno a compuestos orgánicos llamados alquenos, una herramienta útil para los químicos orgánicos que necesitan sintetizar compuestos complejos. La hidrogenación de aceites vegetales es sólo uno de los muchos usos prácticos de esta aplicación.

Aleaciones

El níquel se combina a menudo con otros metales para hacer aleaciones, soluciones sólidas que contienen dos o más metales mezclados. Muchos aceros inoxidables son aleaciones de níquel. De hecho, el acero inoxidable es el principal uso del níquel en el mundo occidental, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Otros productos incluyen los llamados "superaleaciones", aleaciones de níquel con otros elementos que tienen una fuerza, durabilidad o resistencia a la corrosión inusual. Estos materiales son de gran valor para la industria aeroespacial. Las empresas también utilizan superaleaciones en los álabes de las turbinas de los reactores y centrales eléctricas.

Baterías recargables

Muchas de las baterías recargables que se pueden comprar en el supermercado están hechos en parte con níquel. Estas baterías de níquel-cadmio utilizan cadmio metálico como ánodo, el electrodo donde tiene lugar la oxidación, y el óxido de níquel para el ánodo, donde la reducción se lleva a cabo. El electrolito es altamente alcalino, lo que significa que tiene un pH muy alto. La reacción química resultante genera una corriente que puedes utilizar para tu linterna u otros dispositivos simples.

Automóviles híbridos

Muchos automóviles híbridos utilizan el metal níquel en forma de baterías de hidruro de níquel, que almacenan la energía capturada de los llamados frenos regenerativos. El motor eléctrico que normalmente conduce las ruedas hacia adelante ahora funciona en sentido inverso, actuando como un generador y convirtiendo así la energía cinética del movimiento del vehículo en energía eléctrica. Esta energía eléctrica se utiliza a su vez para recargar la batería de hidruro de níquel. Los híbridos generalmente acoplan el sistema de frenado regenerativo con un sistema de fricción convencional como refuerzo. Los sistemas de frenado regenerativo reducen el consumo de gasolina y mejoran la eficiencia general.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles