Educación y ciencia

¿Cuáles son las dos clases de disturbios que cambian los ecosistemas?

Escrito por bruce smith | Traducido por maria gloria garcia menendez
¿Cuáles son las dos clases de disturbios que cambian los ecosistemas?

El terremoto de Japón de 2011 y el tsunami eran disturbios naturales que borraron los ecosistemas.

Kiyoshi Ota/Getty Images News/Getty Images

El derrame de petróleo Deepwell Horizon en el Golfo de México en la primavera de 2010 y el terremoto y tsunami japonés en la primavera de 2011 demuestran los dos tipos de perturbaciones que cambian los ecosistemas. Las dos clases son fenómenos geológicos naturales y disturbios biogénicos. Son importantes porque tienen el potencial para incrementar la biodiversidad. También tienen un efecto sobre los servicios ecosistémicos.

Otras personas están leyendo

Disturbios definidos

Kiyoshi Ota/Getty Images News/Getty Images

T.S.A. Pickett y P.S. White definen los disturbios ecológicos como "un evento relativamente discreto en el tiempo que altera los ecosistemas, estructura de la comunidad o de la población y cambios de recursos, la disponibilidad de sustrato o del medio físico". Los disturbios son fenómenos geológicos naturales, como terremotos, inundaciones, huracanes, volcanes y tsunamis e interrupciones biogénicas o biológicas.

Disturbios biogénicos

Kiyoshi Ota/Getty Images News/Getty Images

Los disturbios biogénicos pueden ser naturales o artificiales. Los acontecimientos biológicos incluyen especies invasoras no introducidas por el hombre y la enfermedad, como la plaga del castaño americano que diezmaron la población existente de los árboles. Los disturbios provocados por el hombre, o antropogénicos, incluyen especies invasoras, madera clara, construcción de carreteras o de presas y minas a cielo abierto.

Disturbios antropogénicos

Kiyoshi Ota/Getty Images News/Getty Images

Los disturbios antropogénicos pueden ser accidentales o intencionales. En el caso de la tala, la industria o la minería, son intencionales. También fue intencional cuando las polillas gitanas se introdujeron en Estados Unidos en 1869 por Etienne Leopold Truvelot. Importó las polillas con la esperanza de mejorar la industria del gusano de seda. Las polillas escaparon y lentamente están migrando hacia el sur y el oeste, comiendo hojas mientras viajan.

Especies invasivas

Kiyoshi Ota/Getty Images News/Getty Images

Los eventos de las especies invasoras implican la introducción de plantas o animales a una zona donde no han existido anteriormente. Pueden introducirlas las aves, el viento o el hombre. En 1988, los mejillones cebra fueron introducidos en los grandes lagos. Su invasión ha eliminado casi la población de almeja natural de la región. También han obstruido las tomas de agua en las centrales eléctricas y en las empresas de suministro de agua. Se cree que fueron introducidas en los cascos del barco.

Incendios forestales

Kiyoshi Ota/Getty Images News/Getty Images

Los incendios son otro ejemplo de una perturbación del ecosistema. Puede comenzar por un rayo, el fuego de un campista o intencionalmente por un pirómano. En 1988, los incendios arrasaron el Yellowstone National Park (Parque Nacional Yellowstone). Según el National Park Service (Servicio de Parques Nacionales), 1,2 millones de acres (4856,23 km²) se quemaron, sobre 793.000 de ellas en Yellowstone. El 20 de agosto de 1988, 150.000 acres (60.000 hectáreas) se quemaron. Algunos de estos incendios fueron causados por relámpagos y otros por el hombre.

Servicios del ecosistema

Kiyoshi Ota/Getty Images News/Getty Images

Los servicios ecosistémicos son los beneficios proporcionados por los los ecosistemas, como alimentos, agua, recursos naturales y entretenimiento. Los disturbios interferirán con estos servicios. Por ejemplo, el tsunami japonés de 2011 había interrumpido la pesca, aplanó las ciudades y se llevó el paisaje de la vegetación. El agua potable y la producción de comida se limitaron y los recursos necesarios para ser suministrados desde fuera del área.

Recuperación

Kiyoshi Ota/Getty Images News/Getty Images

Tanto si los disturbios son buenos como malos se debe determinar lo que queda. El autor Douglas Spieles dice que esos disturbios son buenos porque aumentan la biodiversidad de un área, especialmente, si esa zona había alcanzado la madurez, apoyando así menos especies. Esto parece ser sustentado por pruebas después de los fuegos de Yellowstone. Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos está financiando otros estudios en los disturbios. Treinta años después de las erupciones volcánicas del Monte St. Helens, el servicio forestal de Estados Unidos todavía está estudiando sus efectos, y el proyecto de la NASA-CASA está mirando los efectos ambientales sobre la interrupción global.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media