¿Cuáles son las consecuencias del exceso de vitamina K?

Escrito por laurel heidtman | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son las consecuencias del exceso de vitamina K?
La vitamina K ayuda en la coagulación, pero su exceso puede ser dañino. (hand with blood image by Ivonne Wierink from Fotolia.com)

La vitamina K es necesaria para una correcta coagulación sanguínea y para el funcionamiento óptimo de las enzimas necesarias para la formación de huesos. Está presente en verduras de hojas, como la espinaca, el espárrago y las hojas de nabo, así como también en el té verde y el hígado de res. Además, las bacterias de tus intestinos pueden sintetizar vitamina K. Como tu cuerpo la almacena en el hígado y en el tejido adiposo, es raro que sufras una deficiencia; pero es posible que consumas demasiada. No se ha establecido un límite superior saludable.

Otras personas están leyendo

Cantidades recomendadas

Las recomendaciones de consumo diario de vitamina K para hombres es de 120 mcg ; para mujeres, incluyendo embarazadas y durante la lactancia, es de 90 mcg. Para adolescentes de entre 14 y 18 años, es de 75 mcg. La cantidad recomendada para niños de entre 9 y 13 años, es de 60 mcg y de entre 4 y 8 años, 55 mcg. Para edades de 1 a 3 años, desciende a 30. Las recomendaciones para infantes son mucho más bajas: sólo 2 mcg durante los primeros seis meses de vida y 2,5 mcg hasta el año. Lo más seguro es consumir la vitamina K con los alimentos y no como suplemento.

Interacción con medicamentos

Demasiada vitamina K disminuye el efecto anticoagulante de la aspirina y el Coumadin, cuyo nombre genérico es warfarina. Tu doctor debe saber el tipo y cantidad de alimento que consumes regularmente que contenga vitamina K para calcular la dosis de warfarina. No cambies tu dieta ni tomes suplementos de vitamina K sin consultarlo primero con él. Al igual que la vitamina K, la coenzima Q-10 promueve la coagulación. Consumir ambos compuestos aumentan esta característica, que puede anular los efectos anticoagulantes del Coumadin o la aspirina.

Enfermedades del hígado y los riñones

Los factores coagulantes son producidos por el hígado. La inhabilidad de producirlos puede ser el resultado de una enfermedad hepática severa. Desafortunadamente, la vitamina K no puede ayudar en este caso, y consumir demasiada cantidad puede incluso empeorar el problema. Si estás bajo diálisis, evita los suplementos de vitamina K. Ésta no es eliminada por la diálisis. Los anticoagulantes se usan para evitar los coágulos y un exceso de vitamina K interfiere con su acción.

Embarazo y lactancia

La cantidad de vitamina K presente en una dieta saludable es generalmente considerada segura para las mujeres embarazadas y en lactancia, pero consulta a tu médico antes de tomar suplementos. La vitamina K también es capaz de cruzar la placenta, lo que significa que el feto recibirá una parte de lo que consumas. Además, esta vitamina es excretada con la leche materna.

Deficiencia de G6PD y hemólisis

Algunas personas no puede producir la cantidad suficiente de una enzima llamada Glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, o G6PD, que protege a los glóbulos rojos de los subproductos de las medicaciones, y de las infecciones. Cuando no hay cantidad suficiente, los glóbulos rojos pueden romperse, lo que causa anemia. Si tú o tu hijo sufren esta condición médica, consulta con tu médico sobre el consumo de vitamina K. Cantidades excesivas pueden destruir los glóbulos rojos bajo condiciones normales y cualquier cantidad puede ser peligrosa para la gente con deficiencia de G6PD.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles