¿Cuáles son algunos de los efectos positivos de un huracán?

Escrito por kimberly sharpe Google | Traducido por paula ximena cassiraga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son algunos de los efectos positivos de un huracán?
Los huracanes ayudan a evitar que las regiones tropicales se sobrecalienten. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Un huracán, también conocido como ciclón tropical, causa efectos catastróficos en la tierra, el mar y los seres humanos. Una tormenta poderosa puede tener vientos sostenidos de más de 155 millas por hora (249,44 km por hora) y traer lluvias torrenciales. Puede afectar a cientos de millas de tierra y mar. A pesar de la devastación que puede causar un huracán, también tiene beneficios. La tormenta es la manera que tiene la naturaleza de renovarse a sí misma y la forma como la Tierra controla las temperaturas para crear un equilibrio.

Otras personas están leyendo

Liberación de calor

Los huracanes benefician a su área tropical de origen. La tormenta se forma en una locación tropical que experimenta baja presión y temperaturas de agua tibia de al menos 80 grados Fahrenheit (26,66 grados Celsius). A medida que se forma la tormenta, recolecta evaporación del agua y la lanza a la atmósfera. Las gotas de agua contienen altos niveles de calor. El calor ayuda a desarrollar, mantener y fortalecer al huracán. A medida que la tormenta absorbe cantidades masivas de calor, baja la temperatura de la región tropical que la rodea.

Control de la temperatura

Las regiones tropicales requieren el enfriamiento de un huracán para liberar calor. Si los trópicos no pueden enfriarse, se sobrecalentarán. El calor excesivo de los trópicos también haría que las regiones polares del planeta se volvieran más frías. Las regiones tropicales se harían más prevalentes al igual que las áreas de frío extremo. Las regiones templadas virtualmente dejarían de existir. Todo el sistema climático del planeta cambiaría sin el beneficio de los huracanes para ayudar a controlar la temperatura.

Súper tormentas

Sin huracanes anuales, las regiones tropicales seguirían calentándose hasta la creación de una súper tormenta. La tormenta se formaría cuando la abundancia de calor se liberara repentinamente en la atmósfera. Los huracanes menos severos ayudan a prevenir las súper tormentas que podrían causar daños extremos. Los huracanes ocasionales bajan la temperatura del agua, lo cual evita la formación de súper tormentas. La temperatura más baja del agua también ayuda a prevenir la formación de tormentas continuas.

Lluvia

Un huracán puede generar hasta 12 pulgadas (30 cm) de lluvia en un área, de acuerdo con la National Oceanic and Atmospheric Administration. La lluvia suele extenderse hasta 100 millas (160,93 km) tierra adentro desde el área donde el huracán toca el suelo. Una tormenta que se mueve a menos de 10 millas por hora (10,09 km/h) usualmente causa la lluvia más severa. Su movimiento lento permite que el huracán libere agua adicional a la atmósfera que lo rodea. La lluvia excesiva puede aliviar las áreas propensas a las sequías. El huracán Camila ayudó a detener la sequía en Tennessee y Kentucky en 1969. Japón también depende mucho de la lluvia generada por los huracanes para cumplir con sus requerimientos anuales de agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles