¿Cuáles son las funciones de los músculos del sistema esquelético?

Escrito por kristen schnurman | Traducido por jaime alvarez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son las funciones de los músculos del sistema esquelético?
Los músculos esqueléticos proporcionan movilidad. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Otras personas están leyendo

Función

Los músculos esqueléticos tienen tres funciones principales. En primer lugar, el músculo esquelético trabaja con los huesos del sistema esquelético para producir el movimiento. En segundo lugar, proporciona estabilidad muscular. Por último, genera calor; suministrando apoyo crítico a la regulación de la temperatura corporal. El músculo esquelético tiene cuatro características importantes que permiten su función. Estas características son excitabilidad, contractilidad, elasticidad y extensibilidad.

Movimiento

La excitabilidad y la contractilidad del músculo esquelético se refieren a su reacción a un impulso eléctrico nervioso. La excitabilidad significa que el músculo puede responder a un estímulo. La contractilidad significa que el músculo es capaz de acortarse poderosamente. Un impulso eléctrico, o acción potencial, es llevada por una célula nerviosa a una célula muscular. Cuando el potencial de la acción llega al final de la célula nerviosa, se traduce en una señal química y viaja a una célula muscular específica. Las células musculares se contraen, o se acortan, en respuesta a la señal que reciben de la célula nerviosa. El músculo esquelético vuelve a su forma original después de contraerse o alargarse. La capacidad de un músculo para volver a su longitud de reposo después del estiramiento se llama elasticidad. Los músculos están unidos a los huesos por tendones. Por lo tanto, cuando el músculo se acorta, tira del tendón tensionándolo y mueve el hueso. Los músculos sólo pueden tirar de los huesos para moverlos, nunca empujan. Por lo tanto, para que el cuerpo pueda moverse en muchas direcciones, los músculos deben tener oposición. Por ejemplo, el bíceps en la parte superior del brazo, lo flexiona. El tríceps (el grupo de músculos opuestos a los bíceps) extiende el brazo. La capacidad del músculo esquelético de estirarse se llama extensibilidad. El músculo esquelético también puede prolongarse más allá de lo normal (esto por lo general se produce como resultado de una lesión). Distensión se refiere al estiramiento de un músculo más allá de sus límites normales.

Estabilización

Los músculos colaboran en la estabilización de las articulaciones. Las articulaciones se forman cuando se encuentran dos o más huesos. Los extremos que se encuentran, o articulan entre sí, están cubiertos con un cartílago suave que reduce la fricción durante el movimiento de la articulación. No obstante, el cartílago no crea un fuerte vínculo entre los huesos. Los ligamentos conectan la articulaciones para unir un hueso con otro. Sin embargo, los estabilizadores más significativos son los tendones, estos conectan los huesos a los músculos. Los tendones se mantienen apretados por los músculos, los cuales mantienen una pequeña cantidad de contracción, incluso en reposo. Esto se llama tono muscular. Es necesario un buen tono muscular para mantener unidas las articulaciones entre sí.

El músculo esquelético también es importante para el mantenimiento de la postura. Nuestros músculos hacen pequeños ajustes todo el tiempo para mantenernos de pie o sentados con la espalda recta. Sin músculos, el cuerpo perderían la batalla contra la gravedad (una fuerza que constantemente nos empuja hacia el suelo).

Calor coporal

El músculo esquelético representa aproximadamente el cuarenta por ciento de la masa muscular del cuerpo. El calor se produce cuando los músculos se contraen. Puesto que el músculo esquelético es una parte tan importante de la masa de nuestro cuerpo, es crucial para mantener la temperatura corporal adecuada. La mayoría de las reacciones químicas que se producen en tu cuerpo (desde las funciones enzimáticas hasta las reacciones del metabolismo) funcionan mejor a la temperatura corporal óptima. La temperatura corporal normal es de 98,6 grados Fahrenheit o 37 grados Celsius. ¿Alguna vez te preguntaste por qué tiemblas cuando tienes frío? Temblar es el resultado de la contracción de los músculos. Es un mecanismo empleado por el cuerpo para calentarse.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles