¿Cuáles son las prácticas del trabajo social generalista?

Escrito por rebeca renata | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son las prácticas del trabajo social generalista?
La evaluación exacta del ambiente social de una persona es una habilidad necesaria. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Un trabajador social generalista es un profesional entrenado en principios básicos de la teoría y la práctica del trabajo social. Los trabajadores sociales entrenados como generalistas pueden trabajar con problemas como la falta de vivienda, el abuso de niños o esposas, las adicciones y los problemas médicos. Los trabajadores sociales generalistas poseen habilidades en áreas de evaluación, planificación e intervención, lo que les permite trabajar con amplio rango de personas en una gran variedad de situaciones (ver Referencia 1 de este artículo).

Otras personas están leyendo

Persona en el ambiente

Los trabajadores sociales generalistas utilizan una perspectiva de la persona en el ambiente para ayudar a las personas. Esto quiere decir que tienen un sólido entendimiento de cómo el ambiente político y social del individuo impacta sobre su vida. También significa que el trabajador social puede tomar perspectivas de nivel micro, medio y macro de la situación y hacer intervenciones en cada uno de esos niveles para mejorar el servicio del individuo (consultar las Referencias 2 y 3).

Evaluación

Poder hacer una evaluación completa y exacta es una habilidad necesaria para todos los trabajadores sociales. Las evaluaciones incluyen la identificación de las fortaleza y los desafíos de las personas. Las especificidades de una evaluación dependen de la situación y el establecimiento; sin embargo, los trabajadores sociales generalistas deben poder evaluar correctamente que lo quiere la persona y las necesidades de la misma para ayudar de la mejor forma y planificar objetivos e intervenciones sólidos (consultar Referencia 4).

Planificación e intervención

Al utilizar una evaluación sólida, los trabajadores sociales generalistas crean planes de tratamiento y desarrollan intervenciones que se adecuen mejor a la persona. El establecimiento de objetivos debe hacerse junto con la persona, creando un acuerdo mutuo sobre los objetivos y planificando los pasos específicos que funcionan hacia dichos objetivos. Conectar a las personas con los recursos necesitados, desarrollar planes de crisis, y ayudar a las personas a hablar con los miembros de su familia, otros conocidos o con los proveedores de cuidado son todas intervenciones que los trabajadores sociales generalistas pueden utilizar (consultar Referencia 4).

Apoyo y autodefensa

Concentrarse en las fortalezas de la persona y alentar su fortalecimiento son aspectos claves en la práctica del trabajador social generalista. Encaminándose hacia este objetivo, los trabajadores deben ser capaces de trabajar con un amplio rango de personas en una forma que sea culturalmente competente, defendiendo a las personas que pueden enfrentar algún estigma y desafío sistemático debido a prejuicios culturales. Apuntando también hacia este objetivo, el trabajador social también alienta a los clientes a defenderse ellos mismos, dándoles las habilidades necesarias para navegar por los sistemas de forma independiente en la medida de lo posible (consultar Referencias 4 y 5).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles