¿Cuáles son los riesgos de tomar demasiados laxantes?

Escrito por gianna rose | Traducido por natalia manzelli
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son los riesgos de tomar demasiados laxantes?
Los laxantes pueden causar calambres y dolores abdominales. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Tomar demasiados laxantes pueden poner en riesgo a tu salud. Si los estás consumiendo en exceso por cualquier razón, incluyendo la constipación crónica o en un esfuerzo equivocado para purgar o limpiar tu cuerpo o perder peso, posiblemente te veas expuesto a complicaciones. Consulta con tu médico para plantearle preguntas y dudas con respecto al uso de laxantes, y busca ayuda profesional inmediata si experimentas deposiciones con sangre, sangrado rectal, calambres abdominales severos, mareo, debilidad o fatiga inusual. Toma laxantes únicamente como te fue indicado.

Otras personas están leyendo

Desequilibrio de electrolitos

Los frecuentes movimientos intestinales flojos que ocurren cuando se consumen laxantes en exceso pueden llevar a un desequilibrio de electrolitos potencialmente mortal. La pérdida de fluidos de tus intestinos pueden causar niveles bajos en sangre de potasio, sodio y cloruro, que son electrolitos que juegan un rol vital en los reflejos y en la contracción muscular, incluyendo la del corazón. La pérdida de electrolitos puede causar cansancio y debilidad en los músculos, convulsiones, reflejos fuera de lo común y un ritmo cardíaco anormal, que puede llevar a un fallo en el corazón y la muerte. Aquellos que hacen dieta y toman infusiones para adelgazar pueden no darse cuenta que estas contienen laxantes herbales potentes que tienen el mismo riesgo que los demás, de acuerdo a la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos.

Mal absorción de nutrientes

Los movimientos del intestino frecuentes que se derivan del uso excesivo de laxantes puede causarte desnutrición dado a la perdida de la capacidad de tus intestinos para absorber nutrientes vitales, como las proteínas, las grasas, vitaminas y minerales. Este riesgo es aún mayor si tienes condiciones preexistentes que causen mala absorción de nutrientes, como la enfermedad de Crohn, la intolerancia a la lactosa, el alcoholismo, VIH/SIDA, celiaquía, fibrosis quística, pancreatitis o un historial de resección intestinal o estomacal. Los síntomas incluyen un abdomen distendido, pérdida de músculo, hinchazón por retención de líquidos y heces voluminosas con mal olor.

Síndrome del intestino disfuncional

El abuso de laxantes por semanas o meses puede resultar en el síndrome del intestino disfuncional. Tu colon puede perder su habilidad de contraerse, causando constipación, obstrucción fecal y la imposibilidad de realizar movimientos intestinales sin tomar más laxantes. Si te has vuelto dependiente de ellos, consulta con tu doctor para ver cómo puedes recuperar el funcionamiento normal del intestino disminuyendo gradualmente su uso.

Interacción con otras medicaciones

Los laxantes pueden interferir con la absorción de otros medicamentos como los antibióticos, los anticoagulantes y las medicinas para el corazón y los huesos. Si tomas alguno, consulta con tu farmacéutico o médico sobre la posible interacción con los laxantes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles