¿Cuáles son los sentidos humanos?

Escrito por kyle pantermoller | Traducido por vanesa sedeño
¿Cuáles son los sentidos humanos?

La vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto son los cinco sentidos básicos del ser humano.

ser humano image by caironbohemio from Fotolia.com

El cuerpo humano permite que los individuos detecten cinco sensaciones específicas asociadas con un órgano sensorial en particular. La vista, la audición, el olfato, el gusto y el tacto son sentidos vitales en nuestra capacidad para detectar estímulos externos, pero hay otros sentidos que dependen de distintos estímulos para funcionar, por ejemplo, la propiocepción, que es la capacidad para detectar la ubicación de los músculos, las extremidades y las articulaciones en el espacio y es crítica en nuestra capacidad para funcionar con facilidad. A pesar de que la propiocepción y otros sentidos como el equilibrio, la presión, la temperatura, el dolor y el movimiento, no pueden ser clasificados como el "sexto sentido" oficial, nos ayudan a interactuar con el mundo.

Otras personas están leyendo

Vista

ser humano image by caironbohemio from Fotolia.com

Cada ojo produce una única imagen en 2D del objeto (u objetos) que observas, y cuando los dos ojos se combinan, forman una sola imagen visual. La única imagen 2D se filtra a través de la retina, o el punto de enfoque que genera claridad, y llega al cerebro a través del nervio óptico. El cerebro altera la imagen y produce una visual en 3D del objeto que estás viendo; cada individuo experimenta esta imagen por medio del proceso llamado vista.

Audición

ser humano image by caironbohemio from Fotolia.com

Los oídos son los órganos por donde ingresan los sonidos para producir el sentido de la audición. La apariencia en forma cóncava de las orejas permite que el sonido se transmita fácilmente hacia el oído interno, en donde los huesos llamados martillo, yunque y estribo transmiten vibraciones sonoras para determinar la distancia y la dirección del sonido. El movimiento y la aceleración de ese sonido se determinan por las cámaras situadas en el oído interno, que contienen fluidos viscosos y partículas que se transportan por medio del carbonato de calcio hacia el cerebro para completar el proceso de audición. Los oídos humanos pueden detectar tonos desde bajos de 16 ciclos por segundo (frecuencias bajas) hasta tonos de 28000 ciclos por segundo (tono alto). En comparación, los delfines pueden detectar tono tan altos como de 100000 ciclos por segundo.

Gusto

ser humano image by caironbohemio from Fotolia.com

El gusto es el sentido humano que se experimenta cuando se activan los receptores del sabor y transmite información al cerebro. Las papilas gustativas pueden detectar cuatro sabores básicos: salado, dulce, amargo y ácido. En general, las mujeres tienen más papilas gustativas que los hombres y eso aumenta la sensibilidad del gusto. Las papilas gustativas se encuentran en la lengua, en el paladar y cerca de la faringe. Al igual que ocurre con el daltonismo, algunas personas no pueden reconocer ciertos gustos.

Olfato

ser humano image by caironbohemio from Fotolia.com

La nariz es el órgano de olfato. Los receptores olfativos se encuentran en las membranas mucosas dentro de la nariz y se conectan con el nervio olfativo. Los olores entran a la nariz en forma de vapores y otras sustancias diferentes, y se transmiten al cerebro por reconocimiento. Los receptores distinguen siete olores diferentes: alcanfor, almizcle, flores, menta, éter, acre y putrefacto.

Tacto

ser humano image by caironbohemio from Fotolia.com

El tacto es el único sentido que se experimenta a lo largo de todo el cuerpo. Las terminaciones nerviosas situadas en la piel actúan como receptores que reconocen el sentido del tacto. El cuerpo humano puede detectar cuatro sensaciones: frío, calor, el contacto y el dolor. Como defensa natural, los vellos que se sitúan en el exterior de la piel actúan como un sistema de alerta de detección temprana y magnifican la sensación que se transmite al cerebro a través de las terminaciones nerviosas.

Propiocepción

La propiocepción puede ser considerada como el sexto sentido, a pesar de que no está relacionada con ningún órgano específico. Según el sitio web Brainz.org, "los aportes de la propiocepción proceden de receptores sensoriales que son diferentes de los receptores táctiles; esto significa que la propiocepción se relaciona con los nervios que se sitúan en el interior del cuerpo, y no los que están en la superficie". La propiocepción es la capacidad del cuerpo humano para determinar la posición de las extremidades en el espacio sin tener que concentrarse de forma individual en cada músculo con el fin de ubicarlos correctamente. Por ejemplo, los agentes de policía examinan la propiocepción de una persona en la carretera cuando les realizan las pruebas para determinar si conducen bajo los efectos de alguna sustancias: las pruebas incluyen tocarse la punta de la nariz con los ojos cerrados. Para entender cómo funciona la propiocepción, considera cómo podrías funcionar sin ella. La propiocepción es la que permite que las personas realicen ciertas tareas, como manejar vehículos sin tener que mirar a cada extremidad para realizar los cambios de marcha, presionar el embrague, acelerar y conducir al mismo tiempo; tampoco podrías conducir mirando hacia la calle, según la información del sitio web Brainz.org. Los sentidos propioceptivos son los que nos permiten aprender una nueva acción motora.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media