¿Cuáles son los síntomas de una recaída de linfoma?

Escrito por denise stern | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son los síntomas de una recaída de linfoma?
(George Marks/Retrofile/Getty Images)

El linfoma se define como un cáncer de los ganglios linfáticos, que son glándulas ubicadas por todo el cuerpo. Normalmente se sienten más en la garganta, las axilas y la ingle. Los ganglios linfáticos son una parte importante del sistema inmunológico del cuerpo y crea fluidos que ayudan a combatir las bacterias y la infección. Muchas personas que han sido previamente diagnosticadas y sometidas a tratamiento para el linfoma disfrutan de remisión que podría durar décadas. A veces, la gente recae. Entender los síntomas de una recaída de linfoma puede ayudar a las personas a buscar ayuda inmediatamente, antes de que la afección empeore.

Otras personas están leyendo

Comprobar los síntomas

Los síntomas más comunes e importantes de una recaída de cáncer de linfoma son los ganglios linfáticos inflamados. A menudo, éstos pueden sentirse como protuberancias abultadas y flexibles o movibles debajo de la superficie de la piel, de manera más común en el cuello, las axilas y las zonas de la ingle. La inflamación de los ganglios linfáticos puede ser dolorosa al tacto.

Síntomas adicionales

Las personas también pueden sentir una sensación de fatiga constante o letargo, que puede o no ir acompañado de pérdida de peso. Otras experimentan episodios de fiebre y escalofríos, mientras que otras sufren de sudores nocturnos.

Localización

En la mayoría de los casos, los médicos y cirujanos pueden determinar qué etapa de cáncer es por la cantidad de órganos o partes del cuerpo que están afectadas. El sitio más común para la aparición de los síntomas de linfoma es el cuello. Los ganglios linfáticos cervicales se encuentran a lo largo de la parte delantera de la garganta, mientras que los ganglios linfáticos supraclaviculares se pueden sentir justo por encima de la clavícula. Los médicos también mirarán primero los ganglios linfáticos axilares, situados en la axila y los ganglios subclavios y pectorales en la parte superior del pecho.

Recaída citogénica

Una recaída citogénica es la que se observa en pruebas de laboratorio, pero no en exámenes físicos o por los síntomas que siente una persona determinada. Tal recaída podría determinarse mediante análisis de sangre o un flujo de citometría, así como hibridación fluorescente in situ, una prueba FISH.

Riesgos de una recaída

Una creencia estándar es que cuanto más tiempo pasa sin que una persona recaiga, mejores son sus posibilidades de acabar con el linfoma. Sin embargo, incluso las personas que están en remisión durante cinco años o más no son garantía de que su linfoma nunca volverá a aparecer. Es especialmente importante para cualquier persona diagnosticada con linfoma someterse a exámenes de rutina y pruebas para asegurarse de que cualquier surgimiento se detecte lo suficientemente temprano como para tratarlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles