¿Cuáles son los tratamientos para el aumento de enzimas hepáticas?

Escrito por ron white | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son los tratamientos para el aumento de enzimas hepáticas?
Habla con tu médico sobre el tratamiento adecuado para ti en cuanto al aumento en el conteo de enzimas.

El aumento de enzimas hepáticas pueden apuntar a muchas condiciones. En ocasiones no indica ninguna anormalidad. En otras, puede ser un signo de una enfermedad mortal, incluyendo cáncer de hígado y cirrósis. El tratamiento varía mucho con base en condiciones que causan su aumento. Los médicos usan análisis para ayudar a determinar la causa del aumento de conteo de enzimas.

Otras personas están leyendo

Diagnóstico

Si estás diagnosticado con aumento de enzimas hepáticas, la revelación puede traer cualquier cantidad de tratamientos. El tratamiento que se te prescriba dependerá mucho de las causas por las que aumente el conteo de enzimas hepáticas.

El aumento de enzimas hepáticas es el resultado del lugar donde se encuentra la inflamación o el daño en el hígado. Un culpable es el alcohol, que a menudo sobrecarga al hígado cuando se consume con frecuencia y en grandes cantidades y causa alcoholismo, hepatitis y cirrósis hepática. También, el aumento puede deberse a la obesidad, a la hepatitis A, B, o C, a la esteatohepatitis no alcohólica, a la enfermedad celíaca, al cáncer o a la mononucleósis

A menudo, los médicos programan análisis adicionales para localizar la causa del aumento de enzimas hepáticas. La función de los análisis hepáticos miden la forma en la que funciona el hígado. Los médicos usan más de una docena de análisis. Dos para analizar la albúmina y la bilirrubina. Otros observan dos enzimas en el hígado, la alanina transaminasa (ALT) y el aspartato transaminoso (AST) y la enzima alcalina fosfatosa (ALP).

Un procedimiento aún más extremo es la prueba de biópsia hepática, en donde el médico saca una muestra de tu tejido hepático para realizar análisis en ella.

En la mayoría de los casos de enfermedad hepática, los niveles de ALT aumentan los niveles de AST. Cuando los niveles de AST son más altos, comúnmente es un indicio de hepatopatía alcohólica. El aumento de las enzimas ALT y AST también puede ser el resultado de mucho ejercicio, lo que causa daño en los músculos. Los niveles altos de AST y de ALT indican condiciones como la hepatitis viral A o B y daño hepático a partir de la ingesta de toxinas, incluyendo una sobredosis del acetaminofén. La causa más común de los aumentos leves a moderados en ALT y en AST es la grasa en el hígado, que normalmente se atribuye al abuso de alcohol pero también puede ser resultado de condiciones diabéticas y de obesidad.

Los altos niveles de bilirrubina pueden indicar un problema sanguíneo o hepático. Los altos niveles de bilirrubina están asociados con ictericia, el tono amarillento de la piel. Puede relacionarse con la hepatitis o con enfermedades en la vesícula biliar y con ciertos medicamentos, incluyendo los medicamentos de la quimioterapia.

Tratamiento médico

Con niveles altos de bilirrubina, los médicos pueden prescribir medicamentos que tengan como objetivo el problema subyacente que causa la condición. Aunque, no hay ningún medicamento específico para tratar los niveles altos de bilirrubina. Si los niveles altos están asociados con los medicamentos que tomaste, los médicos pueden prescribir la disminución de éstos o la suspensión completa.

Los medicamentos que comúnmente se prescriben para los pacientes con daño hepático severo incluyen diuréticos, a menudo conocidos como píldoras de agua. Tratan la retención de líquido en casos en los que tu hígado no funciona de forma adecuada y estás acumulando líquido en tu cuerpo. Otra prescripción común es algún analgésico. No tomes Tylenol, ya que puede empeorar el daño hepático.

Dieta y nutrición

Cuando el aumento de enzimas hepáticas está relacionado con la anemia, la obesidad y el alcohol, los médicos recomiendan ajustar los hábitos alimenticios. A los pacientes anemicos se les anima a seguir dietas altas en hierro o a tomar suplementos de hierro. Mientras que a los pacientes obesos se les invita a seguir dietas bajas en grasa para reducir el porcentaje de su grasa corporal y a los que sufren condiciones relacionadas con el alcohol, se les pide que dejen de consumir alcohol.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles