¿Cuáles son los tratamientos para la espasticidad en la EM?

Escrito por bryan cohen | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son los tratamientos para la espasticidad en la EM?
La terapia física puede aliviar la espasticidad. (young woman on the therapy massage procedure image by NiDerLander from Fotolia.com)

La espasticidad es un síntoma, de ocasional a frecuente para las personas que sufren de esclerosis múltiple (EM). La espasticidad se refiere a los espasmos involuntarios o rigidez musculares. Estas acciones pueden ocurrir en las caderas, las rodillas, los cuádriceps y los aductores. Aunque los tratamientos han tenido cierto éxito, es importante tener en cuenta que cada caso de espasticidad es diferente. Como resultado, hay un tratamiento diferente que funciona en personas distintas.

Otras personas están leyendo

Terapia física y ocupacional

Los terapeutas físicos pueden instruir al paciente en movimientos y ejercicios específicos que pueden aliviar los síntomas de espasticidad. Estos ejercicios pueden relajar y estirar las fibras musculares acortadas, aumentar el movimiento las articulaciones y mejorar la circulación. Mejorar estos aspectos puede reducir o aliviar por completo la espasticidad. Los terapeutas ocupacionales ofrecen modificaciones a la vida diaria del paciente que reducen las posibilidades de que se produzca la espasticidad. Estas modificaciones incluyen aparatos de asistencia, ayudas para el aseo y cambios en la rutina.

Medicamentos

Hay algunos medicamentos que se usan específicamente para la espasticidad y otros que se utilizan para controlar los síntomas en ciertas situaciones. El baclofeno (Lioresal) es un relajante muscular que devuelve la flexibilidad y hace que la terapia física sea más efectiva. La tizanida (Zanaflex) calma los espasmos, relaja los músculos y tiene un fuerte registro de seguridad. El baclofeno y la tizanida se pueden tomar juntos. El diazepam (Valium) se puede administrar en dosis pequeñas para calmar los espasmos y la ansiedad. La gabapentina (Neurontin) se usa en la epilepsia y puede reducir ciertos tipos de espasticidad y dolor. El dantroleno (Dantrium) se usa cuando las otras drogas son ineficaces, y funciona paralizando parcialmente los músculos. Estos medicamentos, junto con otros tratamientos con levetiracetam y botox, tienen efectos secundarios y se debe consultar al médico para encontrar el más adecuado.

Evitar los desencadenantes

Hay muchos desencadenantes de la espasticidad que pueden evitarse o explicarse. Evita usar ropa y calcetines ajustados. Otros problemas como el estreñimiento, la mala postura o las infecciones virales y bacteriales pueden llevar a problemas espásticos. Por esta razón, es importante mantener una salud óptima a través de una buena dieta y un programa regular de ejercicios con relajación, yoga, meditación y ejercicios de respiración profunda. Otros desencadenantes incluyen la temperaturas frías y la alta humedad. Un paciente con espasticidad debe estirar muy bien antes de salir al clima frío o con mucha humedad para evitar los síntomas.

Inyecciones y cirugía

El fenol, un agente bloqueador nervioso, se puede inyectar cuando la medicación oral no es muy efectiva. No obstante, este método es difícil de administrar, ya que puede ser difícil encontrar los lugares apropiados para la inyección y requiere repeticiones cada tres a seis meses. La cirugía es el último recurso de tratamiento para la espasticidad y puede involucrar la sección de las raíces nerviosas (rizotomía) o a los tendones (tenotomía). El alivio es permanente, pero la cirugía también deja a los tendones y los nervios permanentemente dañados. Por lo general se intentan todos los métodos de tratamiento antes de considerar una cirugía.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles