Cuáles son los tratamientos para un tumor del canal auditivo

Escrito por angalar chi | Traducido por claudia caceres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuáles son los tratamientos para un tumor del canal auditivo
El examen regular del oído puede ayudar a diagnosticar y tratar los tumores del conducto auditivo externo. (an ear to be visited image by TEMISTOCLE LUCARELLI from Fotolia.com)

El tratamiento de tumores del conducto auditivo depende del tamaño, la ubicación y la clasificación del tumor. Ciertos tumores benignos no requieren tratamiento, mientras que otros requieren cirugía. Ciertos tumores malignos requieren radioterapia, mientras que otros sólo necesitan cirugía para la extirpación de la masa. El tratamiento consiste en una cirugía que puede desfigurar el oído, y el tratamiento con radiación puede causar la pérdida permanente de audición. El tratamiento temprano de los tumores malignos aislados en el canal auditivo por lo general tiene un pronóstico positivo.

Otras personas están leyendo

Tumores benignos

Los médicos en general tratan los tumores benignos en el canal auditivo con cirugía para extirpar la masa. Dependiendo del tamaño del tumor, el procedimiento puede ser complicado. El Departamento de Otorrinolaringología, Cirugía de Cabeza y Cuello de la UC Irvine de Ciencias de la Salud dice que un pequeño tumor localizado en la piel del conducto auditivo cartilaginoso requiere que el cirujano simplemente elimine la sección infectada de la piel del canal auditivo. Sin embargo, si el tumor cubre el 60 por ciento del canal del oído interno o ya limita con el tímpano, el cirujano debe realizar la incisión detrás del oído para eliminar el "canal auditivo completo, el tímpano y los dos primeros huesos detrás del tímpano". A veces el cirujano debe extirpar la glándula salival situada cerca de los ganglios linfáticos del oído, en el cuello y una porción de la mandíbula.

MedlinePlus establece que en los casos en que un tumor benigno del tumor óseo —como un exóstosis u osteoma— situado en el conducto auditivo externo que no causa dolor o interfiere con la audición no necesita someterse a un tratamiento, ya que el tumor óseo puede desaparecer por sí solo. Sin embargo, una vez que el tumor crece y causa dolor o interfiere con la audición, el médico puede realizar una resección para extirpar la masa.

Tumores cancerosos

Los tumores en el conducto auditivo externo pueden convertirse en malignos y requieren tratamiento inmediato. La Clínica Cleveland indica que el 85 por ciento de los pacientes con cáncer aislado en el canal auditivo puede esperar la recuperación si se trata a tiempo. El tratamiento a veces incluye la radioterapia después de la intervención quirúrgica si el cáncer afecta las células escamosas, un tipo de cáncer que hace metástasis rápidamente o se extiende en la piel y ganglios linfáticos, dice el Centro de Información de Cirugía de Orejas. En cuanto a las células basales y el cáncer glandular de bajo grado, los cirujanos en general tratan estos tumores malignos con cirugía para extirpar la masa sin radiación debido a que estos tipos de cáncer rara vez tienen metástasis, explica el Centro de Información de Cirugía de Orejas.

Efectos del tratamiento

Dependiendo del tamaño y la ubicación del tumor, una desfiguración y pérdida de la audición puede ocurrir después de la cirugía y la radiación. El Centro de Información de Cirugía de Orejas afirma que el cirujano puede reconstruir la piel que falta en el canal auditivo y el tímpano a través de injertos de la piel y el tejido fibroso, respectivamente. No obstante, si el tratamiento implica radiación, la pérdida auditiva todavía podría ocurrir debido a que esta forma de terapia puede tener problemas en las células ciliadas sensoriales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles