Cualidades de retención del calor del ladrillo refractario

Escrito por steven colbath | Traducido por paula ximena cassiraga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cualidades de retención del calor del ladrillo refractario
El ladrillo refractario se usa aquí para alinear y aislar la chimenea. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

El ladrillo refractario es un material de construcción común usado en la construcción de chimeneas y revestimientos de horno. Este tipo de ladrillo se usa porque tiene propiedades aislantes, junto con la habilidad de almacenar calor. Debido a que las propiedades materiales del ladrillo son tan diferentes del mortero y el ladrillo regular, el ladrillo refractario suele instalarse para ser independiente de la construcción de mampostería regular.

Otras personas están leyendo

Medir la retención de calor del ladrillo refractario

La medida de la retención de calor de un material está compuesta por diferentes propiedades, que son evaluadas de manera separada. La conductividad termal, la capacidad de calor y la densidad contribuyen al valor de la retención del calor de un material. La suma de estas propiedades es la densidad de energía del material.

Cualidades de retención del calor del ladrillo refractario
El ladrillo refractario mantiene el calor en la chimenea. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Conductividad termal del ladrillo refractario

El ladrillo refractario suele usarse como material aislante. Así todo, el ladrillo refractario denso ordinario tiene una conductividad termal bastante alta. La conductividad termal del ladrillo refractario denso usado para alinear chimeneas es de 1,40 Watts por metro Kelvin (W/(mK)). Hay ladrillos refractarios de baja densidad usados para alinear áreas no sometidas a impacto, tales como los hornos. Estos ladrillos, compuestos de una cerámica de sílice, tienen una conductividad termal tan baja como 0,24 W/(mK).

Densidad del ladrillo refractario

Existen dos tipos principales de ladrillos refractarios. El tipo denso suele ser usado para alinear chimeneas y cámaras de combustión de hornos que tienen mucha abrasión de los materiales que se queman. El tipo ligero de ladrillo suele usarse como aislante en lugares donde no es sujeto a abuso mecánico.

El ladrillo refractario denso tiene una densidad relativa al agua de 2,4, mientras que el ligero tiene una de sólo 0,60. Debido a que la densidad es cuánto pesa un material comparado a otros del mismo tamaño, usamos agua como base de comparación de todos los materiales.

Retención del calor del ladrillo refractario

El calor específico de un material es la cantidad de energía que toma calentar un kilogramo del material un grado centígrado, medido en Kelvin. La energía se mide en Joules. La cantidad de energía que se almacena en el ladrillo refractario es una función de la densidad del ladrillo multiplicada por el calor específico del material del ladrillo.

Un ladrillo refractario denso tiene una densidad energética de 2,52 kilojoules por metro cúbico por grado Kelvin [kJ/(m3K]. Uno ligero tiene una densidad energética de sólo 0,36 kJ/(m3K). Por comparación, un ladrillo rojo ordinario tiene una densidad energética de 1,4 kJ/(m3*K).

En resumen, un ladrillo refractario denso almacena aproximadamente ocho veces más energía térmica que uno ligero, y puede transmitir el calor a una superficie más fría a alrededor de cinco veces más rápido.

Cualidades de retención del calor del ladrillo refractario
Los ladrillos refractantes ligeros de aislamiento pueden usarse para alinear este horno. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles